Página principal

 Especies nativas e introducidas al país, presentadas por:

          

 

Ir a lista general de especies

1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  21  22 

  

El palanco o guineo

Nombre científico: Sapranthus palanga

Familia botánica: Anonaceae

De la misma Familia botánica de la  guanábana (Annona muricata) y de la anona (Annona cherimolia) de exquisitas frutas, y del ilán-ilán (Cananga odorata) cuyas aromáticas flores se utilizan para elaborar los perfumes franceses más caros y cotizados del mundo, presentamos al palanco o guineo, un árbol pequeño, sencillo y desgarbado de los bosques secos de Costa Rica que siempre pasa desapercibido hasta que florece, pues no solamente sus flores nacen directamente del tronco y de las ramas más gruesas (foto), sino que los pétalos son de color casi negro y expelen un poderoso olor a CARNE PODRIDA que hace creer a quienes se encuentran cerca, que hay algún animal en descomposición en las proximidades. Todo esto obedece a una fantástica estrategia evolutiva que el árbol desarrolló desde hace millones de años para atraer a las muy abundantes moscas las cuales se encargan de polinizar estas flores. Este árbol también recibe el nombre de guineo pues cada uno de sus frutos tiene la apariencia de una mano de guineos, pero no son comestibles.

 

El palo verde

Nombre científico: Parkinsonia aculeata

Familia botánica: Fabaceae subfamilia Caesalpinioideae

El llamativo palo verde, también llamado en otros países cina-cina, espinillo o  espino de Jerusalén es un pequeño árbol de crecimiento  muy rápido que no supera por lo general los 10 m de altura y se encuentra presente desde el sudoeste de EE. UU. hasta Argentina así como en las islas Galápagos. En Costa Rica es común en la zona pacífica desde el nivel del mar hasta unos 1300 m de altitud y en el Valle Central donde se le ha plantado en aceras y jardines como ornamental. No es exigente en cuanto a condiciones de suelo pudiéndose desarrollar en suelos pedregosos, arenosos y pobres pero con buen drenaje, y a  pleno sol así como en lugares con influencia de fuertes vientos y altos niveles de contaminación como son las ciudades. 

De tronco retorcido y delgado,  desarrolla una colgante y extendida pero no muy densa copa, formada por delgadas ramas y ramitas largas cubiertas por pequeñas espinas y por finas hojas compuestas por miles de pequeñitos foliolos de color verde muy delgados, los cuales en la época seca se caen permitiéndole al árbol seguir fotosintetizando por medio de su tronco, ramas y ramitas cubiertas por una delgada corteza de color verde.  Las hermosas y amarillas flores presentes en pequeños racimos colgantes, son un verdadero atractivo para quien detenga su camino e invierta unos minutos en contemplarlas y disfrutar su delicado aroma, atrayente de gran cantidad de abejas y pequeños insectos que se alimentan de su néctar y dependiendo del lugar se pueden observar durante todo el año. Los frutos son pequeñas legumbres muy características por que se estrechan fuertemente entre la separación de las semillas, como una especie de cintura. Al madurar se tornan  de color café claro y liberan sus semillas en número de 2  a 6, las cuales son alargadas, lisas y muy duras, con cierto color negruzco con crema, muy buscadas para confeccionar joyería.  Su madera de color amarillenta a pardusca es considerada como semipesada  y poco durable, pero aún así puede se utiliza en construcciones rurales y como postes de cerca.

Por sus características arbustivas, rápido crecimiento y capacidad de rebrotar luego de las podas se le emplea en la formación de setos vivos, aprovechándolos para reforzar cercas por sus espinas,  además es fijador de nitrógeno, productor de leña, carbón, mangos de herramientas, pasta para papel, tornería, forraje (hojas y frutos),  medicina tradicional, melífera,  estabilización de suelos sueltos y dunas, producción de fibras textiles y de una especie de goma.  Su uso como ornamental ha sido muy difundido, pero se debe tener cuidado de eliminar sus ramas bajas a medida que van creciendo, para evitar que alguna persona sufra por las espinas. Aparentemente en ciertos lugares sus semillas, flores  y frutos son comestibles, siendo sus flores de un sabor dulce y sus semillas luego de ser secadas al sol pueden comerse, aunque no no se encontró más referencias. 

Su reproducción por medio de semillas es muy sencilla, al igual que por medio de brotes basales y en muchos países, como Australia, se ha introducido pero al no dársele un adecuado manejo y ante la falta de plagas y  enfermedades, se convirtió en una especie invasora con la colonización masiva de grandes extensiones, por lo que actualmente se está tratando de controlar  por medio del uso de especies depredadoras como el escarabajo de la parkinsonia (Penthobruchus germaini y Mimosetes ulkei) y el gusano de la hoja de parkinsonia (Rhinacloa callicrates), así como con medios mecánicos, herbicidas  y con el fuego mismo. Como dato curioso el género Parkinsonia le fue dado en honor al botánico inglés J. Parkinson y por sus espinas se le confirió el término del latín aculeata que significa espinoso.

 

El papalán

Nombre científico: Coccoloba guanacastensis

Familia botánica: Polygonaceae

Directo desde las bajuras guanacastecas, presentamos a un legítimo "árbol peón" pues prácticamente no hay nada que no pueda hacer en nuestras fincas. Imagínense nada más: se reproduce por medio de postes o estacas, crece rapidísimo, produce muchos tallos de la base, su madera dura y pesada proporciona una excelente leña, su follaje es muy apetecido y nutritivo para el ganado, se puede utilizar para establecer cercas vivas de alta durabilidad, es también uno de los mejores árboles pantalla para cerrar o tapar rápidamente espacios indeseables, es excelente como árbol percha o tutor para el cultivo de plantas epífitas y/o trepadoras, es 100% resistente al viento y cuando se le viene una quema encima, a los pocos días está lleno de hojas nuevamente, también resiste muy bien las podas intensas para crear setos vivos densos y compactos, la sequía del verano no lo afecta para nada y mantiene una deliciosa sombra cuando todos los demás árboles se desnudan, produce una enorme cantidad de flores aromáticas a todo lo largo de sus múltiples ramas y que atraen a miles de abejas y mariposas y además, sus dulces frutos comestibles atraen a los animales silvestres y a las personas también. ¡Lo único que pide a cambio es que lo reproduzcan y planten!

 

El papaturro

Nombre científico: Coccoloba caracasana

Familia botánica: Polygonaceae

Una de esas especies nativa desde México hasta Venezuela y en Costa Rica acompaña a los amantes de las playas, especialmente en la costa pacífica, pero además se le encuentra desde el nivel del mar hasta los 500 m más o menos en bosques deciduos, orillas de ríos y en lugares abiertos como potreros y claros en donde pega mucho sol. Le gustan los suelos húmedos con buen drenaje y no así aquellos lugares fríos con demasiada humedad. Por lo general es un árbol pequeño pero puede llegar hasta los 12 m de alto si encuentra buenas condiciones para desarrollarse. Su delgado y claro tronco se bifurca desde la base generando múltiples troncos que le permiten tener una copa amplia y compacta, formada por grandes hojas simples y alternas de hasta 20 cm de largo por 15 cm de ancho, de forma redondeada y con un peciolo muy pequeño que se pierde casi por completo dentro de la base de la misma. Estas son gruesas, de color verde grisáceo con estípulas ócreas que envuelven las ramitas y que son de color café fuerte; estas estípulas son como delgadas hojitas que se pegan a las ramitas envolviéndolas totalmente, siendo característico de la familia.

Las pequeñas, blancuzcas y aromáticas flores se desarrollan en largos racimos terminales de hasta 25 cm de largo, aunque no son raros en los lados laterales de las ramitas. Posteriormente aparecerán los peculiares frutos con forma casi triangular, pero en realidad estos son falsos frutos, porque el verdadero es un fruto seco llamado aquenio que posee una sola semilla y se encuentra adentro. La parte carnosa que se torna rojiza al madurar y que se come, aunque es un poco astringente, son los sépalos de la flor que se trasformaron para proteger el fruto y atraer a los diseminadores. De sus delgados troncos se puede obtener una madera dura, pesada de color blancuzca, que no se presenta diferenciación entre albura y duramen, de textura fina, grano entrecruzado a recto y lustre mediano, aunque por sus dimensiones no es aprovechable comercialmente. Se reproduce fácilmente por medio de semillas y estacas, lo que permite utilizarla como árbol de sombra, como leña, postes, cercas vivas, producción de frutos comestibles, atracción de abejas y fauna así como ornamental. Etimológicamente su nombre deriva del griego “kokkolobis” por la semejanza de sus racimos de frutos con los de una especie de uva o parra (Vitis) pero también se ha relacionado con los términos griegos referentes a frutos lobulados “coccos” que quiere decir fruto o semilla y “lobo” lobulados. Más fotografías en http://www.facebook.com/media/set/?set=a.488648304510089.105232.194845613890361&type=1

 

El papiro

Nombre científico: Tetrapanax papyrifer

Familia botánica: Araliaceae

Especie endémica de Taiwán de grandes hojas palmeadas y largos peciolos que fácilmente es confundible con el guarumo (Cecropia). Sus grandes racimos terminales de cientos de pequeñas flores amarillentas atraen a gran cantidad de mariposas, abejas e insectos que en conjunto se pelean por el dulce néctar.

Sus tallos y hojas estan cubiertos por una densa pubescencia color café que es muy irritante a la piel por lo que debe ser manipulado con mucho cuidado.  De los largos tallos se obtiene la materia prima para elaborar un tipo del famoso papel de arroz muy utilizado en la actualidad. Se reproduce por semillas o brotes de raíz.

 

 

El paraíso

Nombre científico: Melia azedarach

Familia botánica: Meliaceae

Un llamativo árbol originario de la lejana región del Himalaya que en otros lugares le llaman cinamomo, paraíso sombrilla o violeta y para muchos es considerada una especie invasora por su fácil adaptación a los lugares, ya que se le puede encontrar desde el nivel del mar hasta los 2500 m o 3000 m de altitud, soportando fríos o sequías, malos suelos ya sean éstos ácidos, alcalinos o salinos, aunque por lógica se desarrolla mejor en suelos profundos y con buen drenaje. Una especie totalmente amante de la luz solar y lugares abrigados ya que no es resistente a los vientos fuertes porque se quiebra fácilmente.

De tamaño mediano que puede llegar a crecer entre 8 y 15 m de alto y desarrollar un tronco recto y corto cubierto por una corteza oscura que al envejecer se torna fisurada y cabe indicar que se pueden encontrar árboles muy viejos con troncos gruesos, aunque no son muy comunes. Las ramas son gruesas y extendidas que forman una amplia copa globosa que inicia desde muy abajo. Las ramas jóvenes son largas y muy flexibles. Las hojas son compuestas alternas y pueden llegar a medir entre 25 y 80 cm de largo, formadas por peciolos largos y foliolos acuminados de borde aserrado y de color verde oscuro por encima y glaucos o más pálidos por debajo, los que se tornan amarillos antes de caer, especialmente en la época seca (especie caducifolia).

Las hermosas y muy aromáticas flores que nacen en grandes racimos terminales de hasta 20 cm de largo son pequeñas de color lila o blanco y se caracterizan porque en el centro sobresale el tubo germinal de un intenso color vino rodeado de 5 pétalos delgados con forma de estrella, que contrastan fuertemente con los pequeños botones florales de color rosado a morado. Esta especie tiene la capacidad de florear a muy temprana edad, inclusive a los pocos meses de plantado ya se puede disfrutar de su belleza y de las muchas abejas, colibríes y mariposas que llegan por su néctar. Como dato curioso se han dado casos de árboles que luego de una poda florean casi a nivel de la base en donde están creciendo los rebrotes. Los frutos son redondeados como de 1 cm de diámetro, de color amarillo claro y cuando maduran se vuelven más claros. Los mismos pueden mantenerse en el árbol por muchos meses incluso los que permanecen más tiempo terminan arrugados por deshidratación. Cuando el árbol está sin hojas es fácil de reconocer por los frutos pegados en las ramitas. Algunas especies de aves se alimentan de ellos ya que poseen la capacidad de neutralizar las neurotóxinas que poseen y que son letales para el ser humano y otros animales.

Las semillas son muy pequeñas, de color café claro a pardo, de forma ovalada con varias aristas longitudinales y por fruto se pueden encontrar entre 4 y 6. Las mismas poseen alcaloides muy fuertes que las protegen contra los depredadores, propiedades que las hacen sumamente tóxicas y que son aprovechadas para elaborar extractos naturales contra plagas de cultivos, así por ejemplo se pueden dejar remojando unas cuantas semillas machacadas en un litro de agua por 24 horas para combatir áfidos, orugas y gorgojos, mientras que con las hojas se preparan extractos contra las langostas. La madera de color amarillo a marrón es de muy buena calidad, densidad media, textura media a gruesa, grano recto, brillo medio y con un leve veteado. Es fácil de trabajar y de secar por lo que se le emplea en ebanistería y en construcción, con el inconveniente de que es propensa a la pudrición pero lo compensa por su resistencia a los insectos xilófagos.

Esta madera se ha empleado en la elaboración de armarios, carpintería, chapas, cortinas, gabinetes, mangos de herramientas, marcos de puertas y ventanas, muebles, parquet, persianas, pisos, tableros de fibra, tornería, pulpa para papel, instrumentos musicales, fósforos, juguetes, leña, medicina tradicional, insecticida (alcaloides paraisina y azadiractina que está presente en hojas y frutos), forraje, aceites para lámparas, bordes de senderos, sombra, bonsai, ornamental y melífero. Las hojas se emplean para alejar los insectos de los granos almacenados para ello se colocan unas cuantas dentro de los sacos o recipientes de almacenaje. Los frutos son muy buscados ya que con sus huesitos (centro) se obtiene una especie de cuentas para hacer artesanías como rosarios, por eso hay lugares en donde le llaman árbol santo o árbol de los rosarios, mientras que en México se ha utilizado para curaciones y limpias dentro de rituales mágicos.

La reproducción por medio de semillas es sencilla, para ello los frutos bien maduros deben dejarse macerar en agua para sacar fácilmente las semillas, las cuales poseen un bajo porcentaje de germinación por lo que se recomienda tratarlas previamente para aumentar ese porcentaje. Entre los tratamientos están el dejarlas por 2 días en agua, cambiándola unas dos veces o bien ponerles agua caliente unos 5 min y luego dejarlas de un día para otro en agua fría. Estas semillas también se pueden almacenar por un periodo de hasta un año si están bien secas. Puede reproducirse además por medio de esquejes o estacas gracias a su alta capacidad de rebrote, así mismo por medio de retoños de raíz y por transplante a raíz desnuda. Las podas de formación son adecuadas cuando el árbol se utiliza en aceras o jardines no solo para dar una bonita forma sino para renovar el follaje, especialmente cuando bota las hojas.

Etimológicamente el género Melia proviene del griego antiguo y hace alusión a los fresnos por el parecido a sus hojas con éstos mientras que azederach tiene su origen en el término persa azedaraeth aunque otros lo ubican como de origen árabe al referirse a noble o libra. Es importante resaltar que esta especie no tiene nada que ver y no debe confundirse con el nim que es Azadirachta indica. https://www.facebook.com/media/set/?set=a.611536502221268.1073741854.194845613890361&type=3

 

La pascuita

Nombre científico: Euphorbia leucocephala

Familia botánica: Euphorbiaceae

Pequeño arbusto que la mayor parte del año pasa solitario y hasta muchas veces despreciado por las insensibles miradas, que no se percatan de su presencia, más en su humildad espera pacientemente la llegada de los últimos días de noviembre y principios de diciembre, para desplegar con toda la fuerza de su interior uno de los más bellos espectáculos de la época navideña… y ahí si capturar a más no poder todas las miradas y los elogios de los que nunca tan siquiera lo volvían a ver. Y es que este arbolito de no más de 3 m de alto, de tronco delgado que desde muy abajo se bifurca para dar paso a largas y delgadas ramas de color blancuzco, que en conjunto forman una redondeada y densa copa, la cual en ese preciso momento cambia el tono verde dado por las pequeñas hojas a un intenso color blanco, producto de su abundante y muy fragante floración; como si estuviera totalmente cubierto de nieve.

La pascuita también conocida como navidad precisamente por su fina floración es llamada en inglés como “little white christmas tree” y en otros lados la conocen como kilimanjaro porque recuerda a esta imponente montaña nevada. Una especie propia de México y Centroamérica, que le gustan los climas secos, con suelos buenos aunque acepta también aquellos con un poco de acidez, pero con buen drenaje y sobre todo es una especie amante del sol, el cual estimula la floración; la que se reduce en cantidad y calidad cuando se desarrolla a media sombra, además de que no presenta problemas en las sequías. Las delgadas hojas son de color verde y más pálido por detrás, con borde liso, de forma lanceolada con un fino y largo peciolo con un cierto tono rojizo, distribuidas en forma verticilada en la ramita, es decir que salen varias alrededor de un mismo punto. Las pequeñas flores blancas con forma de estrella poseen un pequeño centro amarillo y a su alrededor sobresalen muy llamativamente una serie de falsos pétalos blancos llamados brácteas (hojas modificadas) para atraer a los polinizadores como abejas, mariposas y otros insectos. Éstas tienen la misma forma de las hojas, por lo que el peciolo le da un centro muy despejado al conjunto, al envejecer estas se vuelven rosadas por lo que algunas personas creen que son dos tipos de flores, unas rosadas y otras blancas.

Al tener la capacidad de florear aún siendo muy pequeño es ideal para mantenerlo en maceta y disfrutar en el interior de la casa u oficina de su belleza, eso si no debe mantenerse muchos días adentro, para no afectar su floración. O bien se puede colocar en pequeños jardines o complemento de espacios más grandes, inclusive al borde de senderos, caminos o cercas, con lo cual se generará una hermosa vista cuando floree. Los pequeños frutos presentes entre enero y febrero son redondeados y están formados por tres celdas o carpelos dentro de los cuales hay una semilla y al madurar se abren para que ella pueda salir. Al igual que otras especies de esta misma familia, presenta una savia lechosa de mucho cuidado porque puede producir quemaduras en la piel, causar serios daños si cae en los ojos o ser tóxica y abortiva si se ingiere e inclusive en mayores cantidades puede causar la muerte a pequeños animales. Se reproduce fácilmente por medio de semillas, esquejes, estacas o bien si alguna rama se quiebra puede ser plantada porque en poco tiempo producirá raíces y un nuevo arbolito; se debe tener presente que aunque no es una especie que requiera de mayores no se debe plantar en lugares donde pegue mucho viento porque se quiebra con facilidad. Para aprovechar mejor su floración se recomienda podarlo una vez que la las hojitas se hayan caído, para estimular el crecimiento y una copa más tupida, así como aplicarle una fertilización de lenta liberación.

Como dato cabe señalar que la palabra leucocephala tiene su origen en el griego específicamente en los términos “leukos” y “kephale” que hacen referencia a blanco y a cabeza respectivamente, es decir cabeza blanca en alusión a la floración. Más  fotos se pueden ver en http://www.facebook.com/media/set/?set=a.450659114975675.97538.194845613890361&type=3

 

El pellejo de toro

Nombre científico: Piscidia carthagenensis

Familia botánica: Fabaceae subfamilia Faboideae

Esta especie es de esas poco conocidas por la gran mayoría de la gente, únicamente es familiar para los que tienen la suerte de tener un arbolito en sus fincas o que crecieron cerca de uno de ellos. Es nativa desde México a Perú así como en Cuba y otras islas caribeñas; aquí en Costa Rica se le encuentra más que todo en Guanacaste desde el nivel del mar hasta más o menos los 500 o 600 m de altitud, desarrollándose muy bien en sitios con malos suelos, mal drenaje y expuestos al sol directo. Por lo general se puede decir que es un árbol de tamaño mediano que no sobrepasa los 15 a 20 m de alto, su recto tronco de entre 20 a 50 cm de diámetro está cubierto por una corteza clara un tanto fisurada y con lenticelas que exfolia en escamas rectangulares. Las ramas son escasas y de crecimiento ascendente por lo que el árbol tendrá una copa rala y pequeña, en donde se aprecian bien las compuestas e imparipinnadas hojas opuestas, formadas por unos 7 o 9 foliolos elípticos, de color verde en el haz y más pálidas o glaucas por el envés así como las ramitas tiernas que pierden su fina pubescencia al ir madurando.

Al ser una especie propia del bosque seco presenta la característica de que pierde sus hojas en la época seca como un mecanismo de defensa y canalización de energía y recursos ante al escasez, definiéndose como una especie caducifolia; lo que le permite al árbol iniciar rápida y eficientemente el proceso de reproducción, de ahí que sus desnudas ramas en el mes de febrero aproximadamente se cubren de hermosas y perfumadas flores que nacen en racimos terminales. Las delicadas flores son las típicas gallinitas de las Papilionáceas similares a las del frijol (Phaseolus vulgaris) o las del madero negro (Gliricidia sepium) y en este caso son de un color rosado muy claro con los sépalos marrones con tonos rojizos. Los verdosos frutos son del tipo de frutos secos alados y pueden tener unos 7 a 8 cm de largo, pero lo que más llama la atención y lo que permite identificarlo fácilmente cuando está en cosecha es que están formados por 4 alas membranosas que le dan una textura como de papel crepé ondulado. En el centro se encuentran una especie de vaina central que es donde hay de 3 a 10 semillas amarillentas con forma de frijol delgado como una lámina; que al madurar el fruto y tornarse café claro se irán desprendiendo para alejarse con el viento, ello entre los meses de febrero a mayo.

La madera es de color amarillo rojiza considerada por unos como una madera de mala calidad otros consideran que es una buena madera, dura, pesada y fuerte, que según dicen debe ser cortada en luna llena para que no se raje y pueda trabajarse adecuadamente logrando buenos acabados. Entre los usos que se le dan a esta madera están: vigas, umbrales, puertas, horcones, muebles, postes de cerca, leña, durmientes, construcciones pesadas, mangos de herramientas, duelas, puentes, tablas, parquet, yugos, pisos, escaleras, pasamanos, pértigas, pilotes y carrocerías. Además posee alcaloide llamado picidina que le da propiedades medicinales, analgésicas, antiespamódicas pero en especial narcóticas y tóxicas; como especie viva se emplea como sombra para el ganado de ahí que sea común en los potreros y en las cercas de las fincas. En Perú en donde le llaman barbasco utilizan la corteza para formar aros para hacer queso. La madera, las ramas y la raíz son muy tóxicas por lo que las han utilizado para pescar porque atonta a los peces y son ideales para elaborar extractos insecticidas para el control de plagas en los cultivos. Se reproduce fácilmente por medio de semillas, a las cuales se les puede hacer un tratamiento pregerminativo a base de agua hirviendo para aumentar la germinación y reducir el tiempo empleado en ella, para ello se colocan las semillas en un recipiente y se les agrega agua hirviendo a borbollones (como hacer té) y se dejan en ella por unas 24 horas antes de sembrarlas. http://www.facebook.com/media/set/?set=a.507755252599394.107692.194845613890361&type=1

 

El pilón o zapatero

Nombre científico: Hieronyma alchorneoides

Familia botánica: Phyllanthaceae

A solicitud de: Deiver Contreras

Una especie que con solo oír su nombre se remontan los recuerdos a un pasado remoto, en donde la única forma de moler los granos era quebrarlos en una especie de copa gigante de madera llamada “pilón”, que precisamente muchos de ellos fueron elaborados con la madera de estos árboles porque era una de las mejores. Nativo desde México hasta Brasil en donde se le conoce con muchos nombres entre ellos garay, palo rosa, rosita, nancitón, suradanni, chac-te-cook, urucurana, trompillo, mascarey, curtidor, plátano, zapatero, pantano o mascare. Crece bien en suelos ácidos, pobres, arcillosos y pedregosos, aunque soporta periodos de inundaciones le gustan los suelos con buen drenaje y en Costa Rica se le encuentra a orillas de ríos, dentro de bosques, en potreros o en claros especialmente en la Zona Norte y el Caribe desde el nivel del mar hasta casi los 900 m de elevación, pero se le ha plantado con éxito en sitios un poco más arriba y en la vertiente Pacífica.

Es un árbol grande que puede alcanzar los 40 o 45 m de alto, pero en condiciones apropiadas puede llegar a los 50 m y aunque su recto tronco ronda el metro y medio de diámetro no son raros los árboles con mucho más grosor. En su base sobresalen gambas bien desarrolladas aunque no son muy grandes como otras especies, pero le permiten una buena estabilidad en suelos inestables e inundados, pero si son largas y  poderosas que se pueden extender bastante; por otro lado su fisurada corteza es de color pardo rojiza y posee taninos utilizados en la medicina tradicional y para curtir cueros. Sus ramas inician en la parte alta lo que le permite tener un tronco muy limpio y de forma cilíndrica que es ampliamente aprovechado por los madereros. La copa es amplia y densa formada por largas y gruesas ramas que se encuentran totalmente cubiertas por hojas bastante grandes de hasta 30 cm de largo y casi 20 cm de ancho, las cuales son simples y alternas, de un fuerte color verde por encima y más claras por debajo, poseen borde entero y un largo peciolo, agrupándose casi al final de las ramitas en forma espiralada. Las hojas viejas se tornan de color rojo por lo que son fácilmente distinguibles en lo alto así como en el suelo donde se acumulan y forman una hermosa capa rojiza. Llama la atención las estípulas con forma de hojitas retorcidas que protegen las yemas y la savia rojiza que está presente en todo el árbol.

Las diminutas flores verdoso amarillentas no poseen pétalos (apétalas) y se desarrollan en racimos axilares y al ser una especie dioica (sexos en distintos árboles) presentará las flores masculinas en racimos más largos que los de las femeninas, siendo ellos aproximadamente de más de 15 cm mientras que los otros rondarán los 10 cm de largo. Ambos son ramificados y son visitados por abejas, avispas y otros pequeños insectos que se encargan de la polinización. Las mismas se pueden observar por un periodo largo de tiempo, ya que no hay una sincronía específica entre el mismo árbol ni entre árboles distintos así por ejemplo en el mismo árbol o en la misma zona habrán flores por muchos días que se pueden observar entre marzo a agosto y entre octubre a diciembre, porque además florece dos veces al año. Los carnosos frutos son muy pequeños como de 5 mm de largo, de forma semi redondeada y se agrupan en racimos compactos muy llamativos por la hermosa mezcla de colores que presentan, ya que pasan del verde al rojo y por último al vino muy fuerte que parece negro. Gracias a los largos periodos de fructificación esta especie se convierte en una excelente fuente de alimento para aves, monos como el ardilla y el cariblanco que persiguen insistentemente estos manjares durante los meses de noviembre a julio; de ahí parte de su importancia ecológica. Otra especie que se beneficia de estos suculentos frutos es una pequeña avispa que los pica y hasta cierto punto se convierte en una plaga ya que daña muchos frutos, reduciendo la cantidad de semillas sanas obtenidas para la reproducción.

Por cada fruto se aprovecha una pequeña semilla viable, la cual se encuentra adherida al fruto y es difícil separarla de ahí que se tenga que quitar la pulpa de este para poder hacer la siembra. Esta pulpa es bastante difícil de quitar por lo que se recomienda dejar los frutos en agua que se cambiará constantemente por varios días para que se afloje. Las semillas poseen buena germinación pero pierden rápido su viabilidad. La madera recién cortada es de color café claro pero conforme se va secando se torna rojiza; su lustre es medio y su textura es fina. El grano entrecruzado dificulta la trabajabilidad y el acabado además tiende a rajarse y torcerse en el secado. Es resiste a las termitas y en especial a los taladradores marinos por lo que es buscada para construcciones marinas. Además por ser bastante pesada y resistente se usa en construcción de exteriores e interiores, en puentes, durmientes de ferrocarril, postes, pisos, carrocerías, barriles, soportes, artesones, reglas, entrepisos, madera de cuadro, pilotes, muebles, gabinetes, paneles, cajas, embalajes y en tornería. Se le ha usado también como sombra de café y de sus semillas se obtiene un aceite medicinal y alimento de animales. Por la gran producción de materia orgánica que incorpora a los suelos y por no ser una especie exigente en cuanto a tipos de suelo es ideal para la recuperación de terrenos degradados. Para ver más fotos ingresar a www.facebook.com/media/set/?set=a.444848748890045.96058.194845613890361&type=3

 

El pino triste o pino patula

Nombre científico: Pinus patula

Familia botánica: Pinaceae

A solicitud de: Leiner Rojas, Costa Rica.

Este es uno de esos árboles que siempre ha llamado la atención de los más curiosos, los cuales han podido diferenciarlos de las otras especies de pino que hay en el país, principalmente por lo particular de su follaje que da la impresión de que está “triste” por lo que en muchos lugares lo han llamado pino llorón o pino triste. Es una especie nativa de México principalmente, aunque se puede extender al suroeste de Estados Unidos, pero por sus características comerciales se le ha plantado en muchos países tropicales y subtropicales. Muy resistente a los incendios y se adapta muy bien a suelos ácidos, profundos y con hasta cierto punto mal drenaje, debido a que le gusta mucho el agua, por lo que se da muy bien en sitios altos, fríos y con mucha humedad como las faldas de los volcanes y las partes altas de las cordilleras inclusive casi hasta los 3000 m de altitud. En otros países se le ha plantado casi al nivel del mar donde no hay sequías prolongadas, y ha llegado a desarrollarse relativamente bien, pero llega el momento en que disminuye su crecimiento y su producción de semillas no es tan abundante como en las zonas altas; para muchos su mejor zona es entre los 1000 y 2000 m de altitud.

Un árbol de raíz pivotante y profunda pero poco extendida, de unos 35 a 40 m de altura, con un recto y cilíndrico tronco de alrededor de 1 m de diámetro, cubierto por una gruesa y fisurada corteza de color marrón, muy diferente a la que presentan los árboles jóvenes que es más lisa y delgada. Las ramas son largas dan una amplia y densa copa, en la que se aprecia su brillante y colgante follaje, formado por miles de delgadas y largas agujas llamadas acículas que nacen en grupos de 3 o 4. Un hermoso efecto produce la luz del sol y el viento sobre ellas lo que las hace brillar fuertemente dando la impresión como si fueran plateadas.

Los grandes conos de hasta 12 cm de largo y color café son mal llamados frutos pero en realidad son estructuras reproductivas equivalentes a flores, hay que recordar que los pinos pertenecen a las gimnospermas, que son un grupo de plantas de las primeras que se formaron en el planeta y que no lograron desarrollar flores. Cada uno está formado por unas escamas duras y gruesas, por lo que se podría considerar como una especie de “racimos de flores”; cada escama protege los gametos femeninos que se mezclarán con el polen y formarán las semillas. En un mismo árbol se encuentran separados los conos masculinos y femeninos, siendo los masculinos mucho más pequeños y de un color amarillento y crecen en grupos ubicados por lo general en la parte baja de la copa, mientras que los conos femeninos, que en la mayoría de los casos son solitarios o en pequeños grupos de hasta 4, se encuentran en la parte alta, en donde son alcanzados por el polen que es transportado por el viento. Estos conos son estructuras muy interesantes porque están cubiertos por una especie de resina que los protege y los mantiene cerrados hasta que se den las condiciones para abrirse y liberar las semillas. El periodo de maduración es sumamente largo, más o menos entre 22 y 30 meses, pero para poder empezar a abrirse deben pasar varios meses más, inclusive pueden mantenerse en el árbol hasta dos años más debido a que se van abriendo en forma muy lenta. Para poder abrirse necesitan mucho calor para derretir la resina que los cubre e inclusive en muchos lugares los incendios forestales cumplen a cabalidad con esta función. Las semillas son muy pequeñas de color oscuro y delgadas con una pequeña ala de color café de poco más de 1 cm que le ayuda a ser dispersada con el viento; aunque cada cono produce muchas semillas menos de la mitad tiene la capacidad de germinar, pero pueden mantenerse viables por mucho tiempo sin necesidad de refrigeración.

La rojiza madera que para unos es resistente para otros no lo es, presenta un grano recto, una textura mediana y puede lucirse con un hermoso veteado, a pesar de no tener olor, cuando se le está aserrando desprende un agradable aroma por efecto de la gran cantidad de resina que posee. Aunque su proceso de secado es sencillo se debe tener cuidado porque tuerce fácilmente por lo que se deben tomar las medidas necesarias para evitarlo; además no es resistente a hongos ni a insectos por lo que debe preservarse. No es una especie resistente al viento ni a las sequías prolongadas, y por ser la especie de pino de mayor crecimiento anual es una de las preferidas para reforestar con fines comerciales. Para muchos el uso de estas especies trae el problema de que tanto la fuerte sombra que producen sus tupidas copas y la gran cantidad de acículas que cubren el suelo no dejan nacer ninguna otra especie lo que afecta negativamente el ambiente además de que son especies de muy alto consumo de agua, por lo que deben plantarse lejos de las fuentes de agua. Entre los usos que se le han dado a la madera de esta especie están cielorasos, muebles, cajones, pulpa para papel, pilotes, carpintería, chapas, palillos, madera laminada, mangos de herramientas, tornería, tablillas, artesones, madera para minas, pisos, encofrados, vigas, machimbres, construcción interna, puertas y ventanas; como madera rolliza se emplea en la construcción de cabañas, play ground y kioskos. Así mismo se le emplea como cercas viva, barreras de protección, ornamental, carbón activado, en la medicina tradicional y por la resina es una excelente fuente de leña. Como curiosidad se dice que si un fruto abierto se deja en agua por unas horas volverá a cerrarse. Ver más fotos en https://www.facebook.com/media/set/?set=a.494699200571666.106287.194845613890361&type=3

 

El piracanto o palo de fuego

Nombre científico: Pyracantha coccinea

Familia botánica: Rosaceae

A solicitud de: María Luisa Fournier, Costa Rica.

Robusto arbolito originario de Italia, Grecia, Turquía y Asia Menor. Una de las especies ornamentales favoritas del mundo entero a causa de desarrollar un follaje denso y de color verde muy brillante, el cual se cubre de miles de pequeñas flores blancas y aromáticas con un fuerte e inconfundible olor a manzana, las cuales son reemplazadas por miles de frutillos carnosos, redondos y de un espectacular color rojo encendido y brillante, que justifica el nombre de palo de fuego. Se le utiliza comúnmente como arbusto ornamental solitario o para establecer cercas, setos vivos, arreglos paisajísticos y esculturas topiarias. Las ramitas producen pequeñas espinas muy puntiagudas que lo hacen ideal para establecer cercas o muros divisorios. Las flores atraen a las mariposas y los frutos alimentan a una gran variedad de aves silvestres. Debido a sus pequeñas hojas, fuertes ramitas y extraordinaria resistencia a las podas y a la sequía, es una de las especies favoritas en el mundo entero para crear bonsáis.

 

El pirul o pimiento

Nombre científico: Schinus terebinthifolia

Familia botánica: Anacardiaceae

Una especie sudamericana que se vino a conquistar muchos lugares por su valor y uso ornamental, el pimiento o pimentero brasileño es nativo de Brasil, Argentina y Paraguay, le gustan los lugares expuestos tanto en sitios cálidos como húmedos, soporta bien la media sombra y no es exigente a cuanto a suelos, inclusive resiste muy bien las sequías. Puede crecer bien en sitios desde el nivel del mar hasta más de 3000 m.

No es un árbol muy grande, más bien su desarrollo en altura ronda los 10 m, su tronco está cubierto por una corteza oscura la que se va agrietando y escamando conforme aumenta la edad, el mismo es corto y se ramifica desde muy abajo. Sus delgadas  y colgantes ramas  le permiten tener una amplia copa, con hojas compuestas, alternas  y con más de 20 cm de largo, compuestas por verdes folíolos de borde dentado y algunas veces con raquis alados y rojizos. Sus pequeñitas y blancas flores son dioicas y se desarrollan en panículas colgantes;  los frutos son redondos, de color rojo y de unos 5 mm diámetro, de ellos se obtiene una especie de pimienta llamada pimienta rosa, que es  utilizada en diversos tipos de comida, como carnes y ensaladas. Su sabor es muy fuerte y  un poco picante, por lo que se recomienda utilizarla poco y mezclada con pimienta negra, ya que puede ser tóxica en grandes cantidades por poseer un compuesto químico fenólico llamado cardanol.  Además de estos frutos se obtiene un aceite empleado en la aromaterapia, perfumería y en la cocina. Existen dos variedades y se reconocen fácilmente por el color de los frutos; el rojo es Schinus terebinthifolius  var terebinthifolius  y el de frutos rosados es la variedad Schinus terebinthifolius var  acutifolius. Por otro lado posee una resina que puede causar irritaciones en la piel.

Por sus características ornamentales y su poco mantenimiento se le ha plantado en muchos lugares como parques, jardines amplios, aceras y orillas de caminos entre otros, en donde con pocas podas de formación se le puede mantener en buena forma sin problemas de destrucción de aceras u otras infraestructuras. Pero su uso debe ser controlado muy cuidadosamente porque es una especie muy agresiva con una alta capacidad de reproducción por medio de semilla y un rápido crecimiento, por lo que incluso en Estados Unidos su presencia en cualquier forma está básicamente prohibido (semillas, arbolitos, árboles) y es catalogada como una de las 100 especies más invasoras del Mundo. Vea más fotos en http://www.facebook.com/media/set/?set=a.342295975811990.75660.194845613890361&type=3

 

La pitanga

Nombre científico: Eugenia uniflora

Familia botánica: Myrtaceae

Un hermoso árbol suraméricano de poco tamaño muy común en jardines y patios pequeños, principalmente de casas rurales que lo mantiene por sus pequeños frutos de intenso color rojo que al madurar se tornan casi negros momento en que su sabor es sumamente dulce por lo que se pueden consumir directamente o en jugos, jaleas, vinos, vinagres y postres. Estos son muy nutritivos ya que poseen vitamina A, hierro, fósforo y calcio, además por ser una buena fuente de antioxidantes ayudan en el control de padecimientos cardiovasculares. Una característica de estos frutos es que recuerdan a una mandarina sin cáscara.

Su  tallo es pequeño, delgado y se bifurca desde muy abajo por lo que su copa es amplia formada por cientos de pequeñas hojas simples de un brillante color verde intenso que contrasta con las pequeñas flores blancas atrayentes de gran cantidad de abejas e insectos. Se reproduce fácilmente por medio de semillas y soporta las podas. Sus hojas machacadas liberan una resina que algunas personas utilizan para espantar las moscas, para ello las machacan bien y las rocían en el suelo o sobre las superficies.

 

 

Prohibida la reproducción, copia o traslado, total o parcial, del contenido del presente sitio para cualquier propósito.

 

Nos hemos visto en la obligación de marcar todas las fotografías propiedad de MundoForestal.com debido a que muchas personas inescrupulosas se encargan de reproducirlas y lucrar con ellas sin ninguna autorización.

 

mundoforestal@elmundoforestal.com