Página principal

 Especies nativas e introducidas al país, presentadas por:

          

 

Ir a lista general de especies

1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  21  22 

 

El pochote o cedro espinoso

Nombre científico: Pachira quinata sinónimo Bombacopsis quinatum

Familia botánica: Malvaceae subfamilia Bombacoideae

A solicitud de: Marleny Murillo M., Costa Rica.

Corpulento e indomable árbol habitante de las regiones del país en donde se presenta una estación seca y muy caliente de más de 4 meses. Inconfundible por su gruesa corteza cubierta desde la base del tronco hasta las puntas de las ramas por una formidable armadura de aguijones grises y muy puntiagudos que muchas veces se unen en cadena formando algo así como una especie de sierra. Desde la época de la colonia, los primeros campesinos de este país descubrieron que si se cortan y se plantan las ramas y los troncos del pochote, rápidamente desarrollan raíces y forman nuevos árboles, propiedad que ha sido utilizada hasta la fecha para la construcción de cercas vivas fuertes y macizas. La madera del pochote es muy fina, suave, de un atractivo color rosado y con excelentes propiedades para ser utilizada en la construcción, la mueblería y la ebanistería en general, ya que a diferencia de casi todas las maderas del mundo jamás se deforma ni se raja con el tiempo porque nunca pierde su humedad natural interna. Es un árbol eminentemente caducifolio pues pierda hasta la última de sus hojas al inicio de la estación seca y caliente y se mantiene así varios meses hasta el inicio de las primeras lluvias.

 

El pompón rojo

Nombre científico: Calliandra haematocephala

Familia botánica: Fabaceae subfamilia Mimosoideae

Un arbolito que vale la pena no solamente conocer sino reproducirlo y plantarlo por todo lado, especialmente en aquellos jardines y parques que requieran de color y atractivo. El pompón rojo o plumerillo como le llaman en algunos lugares, es una especie propia de América del Sur y en el país se le puede ver con facilidad en el Valle Central, entre los 1000 y 1200 m de altitud, en donde se desarrolla muy bien. De tamaño mediano que puede alcanzar los 3 ó 4 m de altura, de múltiples y delgados troncos grisáceos que se tornan oscuros al envejecer, y que forman una densa y redondeada copa desde la base. Su permanente follaje formado por cientos de hojas compuestas por foliolos relativamente grandes para la familia,  se cierran al caer el sol. Durante todo el año  ofrecen su atractivo color verde que contrasta delicadamente con gran cantidad de racimos o cabezuelas de flores de largos estambres de color rojo o blanco, que le dan la peculiar forma de un "pompón" o plumero. Los frutos son vainas de color café oscuro y cuando se abren para liberar las semillas se enroscan de una forma muy peculiar.

Se reproduce por medio de semillas o estacas y para maximizar su producción de flores se recomienda la poda de formación que le permita una copa más amplia y redondeada. De muy rápido crecimiento por lo que en poco tiempo se tendrá un arbolito bellamente floreado con altos potenciales paisajísticos para jardines, antejardines, parques, aceras y como cerca viva, además de que es un excelente mejorador de suelos degradados. Sus flores son el mangar de gran cantidad de abejas, insectos e inclusive de colibríes.

 

El poponjoche

Nombre científico: Pachira aquatica

Familia botánica: Malvaceae subfamilia Bombacoideae

A solicitud de: Al Batalla, Costa Rica.

El poponjoche nativo desde México hasta Brasil es uno de esos árboles presentes en los bosques húmedos desde el nivel del mar hasta los 1100 m de altitud aproximadamente y específicamente en Costa Rica es más común en la vertiente Caribe, en las cordilleras y en la Península de Osa y alrededores del Valle Central en donde se le ha plantado como ornamental. Por lo general se le puede encontrar en las cercanías de los ríos, quebradas y nacientes en donde los suelos se mantienen con muy buen drenaje.

Es un árbol siempre verde y puede alcanzar los 18 a 20 m de altura con un tronco grueso de unos 50 cm de diámetro y de forma cilíndrica, cubierto por una corteza grisácea clara o oscura, con pequeñas fisuras verticales; y dependiendo de las condiciones del terreno en donde crezca puede desarrollar pequeñas y gruesas gambas. La densa e irregular copa está formada por ramas muy gruesas que cuando los árboles son jóvenes se presentan en forma verticilada pero conforme el árbol madura pasan a ser verticales y simpodiales las de más arriba. Las ramitas son muy gruesas y presentan pequeñas lenticelas de color claro así como cicatrices dejadas por las caedizas y triangulares estípulas de 0,5 cm de largo.

Las hojas de largos peciolos son alternas y digitadas formadas por 5 a 9 foliolos de un brillante color verde muy oscuro por encima y más claras por debajo, llegando a medir entre 25 a 35 cm de diámetro. Los foliolos de forma alargada como una lanza tienen la nervadura central de color claro y muy evidente, el borde entero, claro y con un ligero encrespado; variando en el largo y en el ancho entre si, siendo los de arriba más pequeños y angostos que los centrales de abajo, los mismos tienden a caer por el peso. Una de las mayores características de estas hojas es que sus foliolos se disponen en un solo plano alineándose entre sí lo que permite reconocer a la especie fácilmente, aunque los arbolitos estén pequeños. Los tallitos nuevos son muy gruesos y las tiernas hojitas presentan un fuerte color rojo brillante que se cambian a café a los pocos días para quedar en verdes conforme maduran, las mismas pueden verse como colgando mientras se van desarrollando.

Las hermosas y perfumadas flores que nacen en las axilas de las últimas hojas de las ramitas y que pueden ser solitarias son atrayentes de abejas, murciélagos, abejas e insectos, las cuales no pueden pasar desapercibidas por su gran tamaño de casi 40 cm de largo, sus carnosos pétalos pubescentes, largos y delgados, de color blanco por dentro y crema por fuera que al abrirse caen como la cáscara de un banano, dejando los largos estambres encima unidos en una base de color blanco, color que se extiende hasta la mitad de cada uno de ellos, luego aparece un fuerte color rojo que termina con anteras casi negras, en donde sobresale también el rojo gineceo. Los peciolos son gruesos y los estambres al final se abren en dos y mantienen una forma retorcida muy peculiar. Las flores presentes entre agosto y febrero tienen un periodo de vida muy corto y se secan muy rápido, pero antes de caer los estambres se tornan amarillentos y al caer la flor solo queda la base de color marrón y el largo gineceo también del mismo color.

Los frutos presentes casi todo el año son leñosos y grandes de hasta 20 cm de largo y con un peso aproximado entre 5 y 6 kilos los más grandes. Su forma puede variar entre ovalados, redondeados o semi ovalados con una punta, dependiendo del lugar en donde se desarrolle, pero independientemente de su forma, todos tienen una cáscara dura, de color café con múltiples manchas más oscuras ligeramente prominentes que le dan una apariencia áspera aunque realmente están cubiertos por una fina pubescencia que los hace agradables al tacto, así mismo se notan perfectamente las fisuras por donde se abrirá en 5 gajos o valvas al madurar por efecto del sol. Una vez abierto se observa la parte interna muy clara y un poco gruesa así como las semillas, que pueden ser desde muy pocas hasta casi 100, acomodan como las del cacao. El peciolo es corto y muy grueso con la fuerza suficiente para mantener el pesado sin que este cuelgue y arbolitos pequeños puedan llegar a dar frutos si encuentran las condiciones adecuadas para desarrollarse.

Las semillas de color café con rayitas más claras pueden medir como 2,5 cm de largo por 2 cm de ancho y de primera entrada pueden recordar a las de la macadamia y aunque no tienen una forma muy definida, son globosas con lados ligeramente aplanados lo que les da pequeñas aristas que les permiten acomodarse muy bien unas con otras dentro del fruto, tomando en cuenta que por fruto pueden haber entre 30 y casi 100 semillas. La especie se reproduce por semillas, las que deben sembrarse lo antes posible ya que pierden fácilmente la viabilidad. Las plantulitas son muy grandes y de tallitos muy gruesos. Los animales y el agua son los mayores dispersores de esta especie, inclusive los frutos a pesar de su tamaño y peso están diseñados para poder flotar sin problemas sobre el agua. La madera es suave, de color claro no es resistente al ataque de hongos e insectos y básicamente solo se utiliza para formaleta y como pulpa para papel.

Aunque en Costa Rica no se le conocen mayores usos en otros países el mayor uso que se le da es a las semillas, las cuales son comestibles, ya sean tostadas o hervidas como verdura con cierto sabor a papa, aunque en algunos lugares suelen comérselas crudas, pero tienen un cierto sabor amargo que aumenta conforme pasan los días, por lo que se recomienda utilizarlas apenas se sacan del fruto recién caído. Las semillas molidas una vez tostadas, se puede obtiene una harina para elaborar panes o bebidas tonificantes similares al chocolate pero de olor no tan agradable como este o bien comérselas directamente y apreciar su sabor que dependiendo quien la coma la relacionará con el maní, la nuez o la castaña europea. Estas semillas aportan grasa, proteína, fibra, fósforo, magnesio, potasio, calcio, sodio, manganeso, zinc, boro y cobre, así como mucho aceite que puede extraerse para cocinar e incluso pueden utilizarse para prender fogatas o cocinas de leña. Las flores y las hojas tiernas también son comestibles. En algunas regiones de Honduras se conoce a esta especie como el “árbol de las provisiones” por sus semillas. Comercialmente esta especie se ha empleado como planta de interior, por lo que es común ver varios arbolitos en una misma macera con sus tallos entrelazados formando una trenza o bien como bonsai. Pero en ambos casos se debe tener cuidado de no regarlos mucho porque sus raíces son muy sensibles a la humedad y se pudren fácilmente, además se les debe mantener en ligares con buena iluminación natural.

En el feng shui se le conoce como la “planta del dinero” porque se cree que lo atrae además de que se relacionan sus foliolos (cuando tiene 5) con la mano abierta y a su vez con los 5 elementos: agua, madera, tierra, fuego y metal. Como árbol ornamental posee gran atractivo así como alimento de fauna, especialmente de monos que se comen las semillas, y por su capacidad de rebrote se emplea como postes vivos y como setos. Con la fibrosa corteza se obtienen fibras para elaborar cuerdas, así mismo en la medicina tradicional se emplea la corteza y las semillas. Etimológicamente el nombre Pachira se debe al nombre originario dado en las Guayanas mientras que el término aquatica proviene del latín aquaticus-a-um por ser una especie que se desarrolla cerca de las fuentes de agua. Otros nombres con los que se le conoce en Costa Rica y en otros países son pupumjoche, pupumjuche, popenjoche,cacao de danta, zapatón,castaño de Guyana, sapote y lirio de montaña, entre muchos otros. Más fotos en https://www.facebook.com/media/set/?set=a.566646230043629.1073741845.194845613890361&type=3

 

El poró africano

Nombre científico: Erythrina abyssinica

Familia botánica: Fabaceae subfamilia Faboideae

Un pequeño y humilde arbolito que para muchos es casi invisible sino posee flores pero para otros es toda una curiosidad, por su peculiar corteza. El poró africano como su nombre lo dice es originario de África y fue introducido  al país como una especie ornamental para jardines grandes y de tamaño mediano, por sus erectos  y compactos  ramos de llamativas flores rojas con forma de cuchillito, características de los porós, las cuales van abriendo de abajo hacia arriba, dándole al racimo un aspecto como de bastón de emperador, las mismas son atrayentes de abejas y otra serie de insectos. Los cuales contrastan fuertemente con su tronco cubierto por la clara corteza, muy característica de esta especie, la cual es muy gruesa y corchosa   con grandes fisuras a todo lo largo. En condición natural puede desarrollar un tronco grueso y alto, pero en el país es más común encontrarlo con delgados troncos múltiples,  copas pequeñas y con un tamaño entre 5 y 8 m de altura.  Las  verdes hojas usadas como complemento en la alimentación del ganado,  son trifolioladas y se caen en la época seca. Los frutos son legumbres entre 4 y 15 cm de largo, de color marrón que encierran pequeñas semillas rojas muy brillantes similares a frijoles, muy utilizadas para elaborar artesanías y joyerías, pero se debe tener cuidado porque son muy tóxicas.  Sus raíces profundas le permiten adaptarse muy bien a sitios expuestos a pleno sol, resistir bien los incendios y las épocas secas. La madera es suave, liviana y muy porosa lo que le permite ser usada para fabricar juguetes, artesanías, tambores, utensilios de cocina y pequeñas esculturas. Se le ha usado además como una especie de cerca viva, como recuperador  de suelos por su fijación de nitrógeno, como medicinal  y por supuesto como ornamental, principalmente en el Valle Central pero puede adaptarse a zonas mucho más altas y frías.  Se reproduce por medio de semillas y de estacas. La palabra Erythrina proviene del griego erythros que significa rojo en alusión a sus flores. Vea más fotos en:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.541475412560711.1073741834.194845613890361&type=3

 

El poró blanco

Nombre científico: Erythrina fusca

Sinónimo: Erythrina glauca

Familia botánica: Fabaceae subfamilia Faboideae

El poró blanco  es un árbol muy confundido con su pariente el poró gigante (Erythrina poeppigiana), pero éste es más pequeño, más coposo y sus flores son más pálidas al igual que sus hojas. Nativo desde Guatemala hasta el norte de Brasil, pasando por Colombia, Venezuela, Bolivia y Perú. Y es considerada la única especie de Erythrina que se encuentra en varios continentes e islas (Asia, África, América, Oceanía y en islas en la zona tropical) mucho de ello producto de la capacidad que tienen sus frutos para mantenerse a flote por mucho tiempo, lo que le permitió a la especie llegar y establecerse en nuevas tierras. Le gusta crecer a orillas de ríos, quebradas y caminos así como en cualquier tipo de suelos, inclusive en suelos muy malos, ácidos, inundados e inclusive en lugares con altos niveles de salinidad o con sequías prolongadas. En Costa Rica se pueden ver con más facilidad en la vertiente pacífica y en el Valle Central, hay algunos lugares con ciénegas de agua dulce que mantienen rodales puros de esta especie.

Es un árbol grande de unos 15 a 20 m de alto y cuando son muy viejos pueden tener troncos que superan el 1 m de diámetro; su corteza es gruesa y de un color gris claro, cubierta por grandes aguijones de forma plana y poco protuberantes. En árboles viejos la misma pierde casi todos sus aguijones y se torna muy áspera. El tronco con pequeñas gambas tiende a ramificarse desde muy abajo lo que le permite tener varios troncos y gruesas y largas ramas verticales que le dan una amplia y densa copa redondeada, formada por ramitas espinosas y hojas alternas compuestas por tres foliolos en forma ovalada de color verde y por detrás mucho más claras, por lo que anteriormente se le denominó Erythrina glauca, así mismo en el pecíolo se pueden ver dos glándulas ubicadas en la unión de los folíolos. En la época seca bota las hojas pero rápidamente las recupera por lo que combina perfectamente el verde amarillento de las nuevas hojas con sus hermosas y grandes flores con forma de gallito, características de las Papilionáceas; éstas se aprecian por lo general entre noviembre o diciembre a febrero a marzo, nacen en racimos terminales y son de color naranja pálido a diferencia de las del poró gigante que son de un color anaranjado muy fuerte y además de ser un gran a atractivo para abejas e insectos son muy buscadas por los colibríes.

Los frutos son vainas largas y curveadas de color grisáceas que se tornan marrón oscuro o coloradas al madurar, de unos 20 cm de largo por 2 cm de ancho más o menos, pudiéndose observar muy bien las divisiones entre las semillas así como una larga y delgada punta al final, además se nota una fina pubescencia en toda su superficie. El fruto al madurar se abre por un lado para liberar las semillas, notándose su interior de color crema y unidas todavía hasta 12 semillas con forma de frijol de unos 1,2 cm de largo, de color marrón rojizo con muchas manchas oscuras. La madera es liviana, de color pardo amarilla y no es resistente ni durable a las condiciones ambientales por lo que sus usos se han limitado a la fabricación de cajones, como revestimientos de interiores o como parte de tableros aglomerados. Aunque a veces se usa como leña no es aconsejable porque cuesta mucho que se queme y hace mucho humo. Se reproduce fácilmente por medio de semillas las que germinan muy bien inclusive después de muchos meses de almacenamiento, pero si se desea se pueden dejar unas 24 horas en agua para uniformizar su germinación; también se puede reproducir por medio de estacas y estacones de unos 2 m de alto por 8 a 10 cm de diámetro o bien trasplantando los arbolitos que crecen cerca de los árboles padre. Es de rápido crecimiento y se le debe cuidarlo de los vientos fuertes los primeros años de vida para que no se vaya a quebrar. Al soportar muy bien las podas es ideal como árbol de cerca, siendo éste uno de los muchos usos que se le han dado, además se ha usado como sombra de café y cacao, como ornamental, como forraje, sombra, soporte de pimienta, como recuperador de suelos por la gran cantidad de biomasa que produce y por la capacidad que posee de fijar nitrógeno. También en la cocina se le ha encontrado uso comestible a sus flores, hojas tiernas y a los brotes, de igual manera en la medicina tradicional a su corteza. Como dato interesante hay que recalcar que su flor ha sido designada como emblema del Estado de Trujillo en Venezuela. Puede ver más fotos en: http://www.facebook.com/ElMundoForestal#!/media/set/?set=a.414494788592108.87993.194845613890361&type=3

 

El poró criollo o poró tico

Nombre científico: Erythrina berteroana

Familia botánica: Fabaceae subfamilia Faboideae

Un árbol tan sencillo y noble que ha sido parte fundamental en el desarrollo histórico y económico de este país, el cual desde las cercas de las fincas ha sido testigo silencioso del avance y crecimiento de las familias costarricenses, las que con su duro trabajo y esperanzas lograron moldear a esta Costa Rica.

De 5 ó más metros de alto, tronco delgado, frágil y cubierto por una corteza blanquecina con surcos poco profundos y gruesas espinas,  se ramifica fácilmente para dar forma a una no muy densa copa, cubierta por hojas delgadas y trifolioladas, de las que sobresalen los foliolos centrales y sus largos y ahuecados pecíolos, utilizados en el campo por los niños para hacer burbujas de jabón, como si fuesen "pajillas"Se le puede encontrar como poste vivo en muchas de las cercas de las fincas en gran parte del país desde los 300 m hasta los 2000 m de elevación, en donde logra llamar la atención con sus vistosos racimos terminales de flores rojas con forma de pequeños cuchillos, que luego  darán paso a unas vainas que se tornarán negras al madurar contrastando fuertemente con el rojo  brillante de las semillas con forma de frijol, comúnmente llamadas "nenes". De ahí que también se conozca a esta especie como poró de nenes  y los mismos son muy buscados para elaborar artesanías, joyería e incluso como amuletos para la buena suerte. Es una especie nativa desde el sur de México hasta el norte de Perú y las Antillas, en donde crece en sitios diversos, ya sean secos o húmedos y con suelos buenos o malos.

Aunque su madera es muy suave y de muy mala calidad en ocasiones se le ha utilizado para elaborar juguetes y pequeñas esculturas, pero principalmente se le busca como leña en donde no hay otras fuentes.  Sus flores comestibles son  preparadas con huevo y comidas en "gallos" con tortilla mientras que sus hojas y  ramitas tiernas son una excelente fuente de forraje para el ganado y animales pequeños como los conejos.  Otros usos que se le atribuyen son en la medicina popular, como ornamental, para atraer colibríes,  como soporte para cultivos como la vainilla, la pimienta y la granadilla, así como mejoradora del suelo por ser una formidable materia prima para la formación de mulch y por su aporte en la fijación nitrógeno. En algunos  países se utiliza su corteza en la obtención de colorantes e  insecticidas.   Se debe tener cuidado con la manipulación de las semillas ya que las mismas son tóxicas por lo que se debe evitar que los niños se las lleven  a la boca.

Es una especie de muy rápido crecimiento y su reproducción por medio de semilla es muy fácil, únicamente se debe sembrar ésta y cuidar de que el sustrato se mantenga húmedo. Como poste de pega tampoco tiene secretos, incluso los estacones pueden mantenerse cortados a la sombra por varios días, mejor aún si han sido cortados en menguante. Si se desea una producción constante de postes para el mantenimiento mismo de las cercas o para su venta, se deben hacer una o dos podas al año y con ello también se logra que los árboles luzcan copas más densas y atractivas, aumentando la producción de flores, frutos y semillas, así como el poder mantenerse verde por más tiempo.

 

El poró gigante o poró extranjero

Nombre científico: Erythrina poeppigiana

Familia botánica: Fabaceae subfamilia Faboideae

Aunque es una especie forestal originaria de las regiones montañosas de Perú, el poró gigante se ha naturalizado en Costa Rica desde que fue introducido a inicios del Siglo XX como una especie de sombra para los cafetales del Valle Central de aquél entonces. Efectivamente, decenas de miles de árboles de esta especie se reprodujeron y se plantaron dentro y en los alrededores de los cafetales con excelentes resultados, pero años más tarde la introducción de las variedades de café resistentes al sol provocó la eliminación de todos los poró gigantes de las fincas cafetaleras. Los árboles de esta especie crecen a velocidades asombrosas y llegan a alcanzar grandes dimensiones, y durante la estación seca los individuos adultos nos deleitan con una espectacular floración de color naranja encendido. La especie se reproduce fácil y rápidamente por medio de semillas y de estacas o postes vivos. Pertenece al selecto grupo de las especies forestales ATRAPA-CARBONO. Vea más fotos en http://www.facebook.com/media/set/?set=a.304704136237841.69000.194845613890361&type=3  

 

El poro poro

Nombre científico: Cochlospermum vitifolium

Familia botánica: Bixaceae

Sencillo entre los sencillos, pero con la nobleza de los grandes, es como podemos calificar al poro poro, una especie que a pesar de ser muy común es casi desconocida por la mayoría de las personas desde México hasta el norte de Brasil.  Puede divisarse en la vertiente del Pacífico hasta los 1200 m de elevación, en charrales y bosques secundarios, en donde las condiciones secas y calientes favorecen su desarrollo, independientemente de las condiciones del suelo, aunque prefiere los sitios pedregosos con fuertes pendientes. Para muchos esta especie es básicamente invisible, porque no posee un gran  tronco ni fuertes y frondosas ramas que sostengan la hermosa copa, más bien lo que se encuentran son pequeños árboles de 7 a 10 m de altura, con un tronco recto, cilíndrico y libre de ramas, cubierto por una corteza muy lisa y de color muy claro cuando son árboles jóvenes, la cual se irá tornando oscura y muy áspera con forme el árbol envejece. No es raro encontrar árboles con dos troncos iguales creciendo juntos desde abajo, lo que da la impresión que fueran dos árboles pero en realidad se trata de un solo árbol, que desde muy chiquito sufrió la pérdida de su tronco original y logró desarrollar dos brotes que se convirtieron en su nuevo tronco. 

La copa es muy pequeña y rala, formada por unas cuantas ramas largas y delgadas, cubiertas por pocas hojas grandes  similares a una mano, conocidas como digitadamente lobuladas, que recuerdan a las hojas de la mata de uva, de ahí que el origen de su nombre sea "vitifolium" (hojas como la uva). Las cuales al madurar cambian su fuerte color verde por tonos amarillos, naranjas y rojos antes de caer, lo que produce un hermoso paisaje, cuando se encuentra un grupo de estos árboles creciendo juntos. Las grandes y sencillas flores amarillas crecen en pequeños racimos al final de las ramitas, formadas por 5 pétalos y múltiples estambres, las cuales atraen gran cantidad de abejas e insectos. Los frutos son cápsulas relativamente grandes de color café muy oscuro a marrón, de forma ovalada que al madurar se abren en 5 partes, como una flor para liberar un fino algodón que envuelve gran cantidad de pequeñas semillas muy duras, de color negro y con forma de caracol, lo que explica el origen del género del nombre científico "Cochlospermum" que significa semilla como caracol.

Se utiliza en apicultura, postes vivos en cercas, protección de suelos, ornamental y en artesanías se utiliza su algodón, las semillas, las flores (que aunque secas mantienen su color), las fibras de su corteza y el tinte que de ella emana. Al ser una especie pionera, es decir que es una de las primeras en llegar a colonizar espacios vacíos, su madera es demasiado suave y porosa, por lo que no se la da ningún uso. Se reproduce fácilmente por medio de semillas, estacas o  postes vivos y su crecimiento es muy rápido, por lo que en menos de dos años ya estará ofreciendo hermosas flores, para el disfrute de todos aquellos que deseen detenerse a la orilla del camino para contemplarlo.  

 

El primavera

Nombre científico: Roseodendron donnell-smithii  (Tabebuia donnell-smithii y Cybistax donnell-smithii)

Familia botánica: Bignoniaceae

El hermoso primavera, que hace gala a su nombre regalándonos todos los años entre marzo y abril un verdadero espectáculo de elegantes ramos de flores amarillas...  ¡pero hay que tener cuidado!!! no se vaya a confundir con el corteza amarilla (Tabebuia ochracea), el cual también es de flores amarillas, pero este último es muy abundante y posee una copa mucho más amplia y exuberante.  Para los que acostumbran pasar por la carretera Interamericana, sobre el puente  en las cercanías a la entrada a Grecia,  podrán contemplar una fila de estos árboles bordeando la carretera a esta bella ciudad. El primavera es una especie es nativa de México, Guatemala, Honduras y El Salvador en América Central, brincando a Colombia, Venezuela, Ecuador y Bolivia; en el país se le introdujo como árbol maderable con poco éxito, pero como árbol ornamental logró un lugar especial en muchas fincas y grandes jardines. Le gusta desarrollarse en lugares con suelos buenos y sin problemas de drenaje, desde el nivel del mar hasta los 1000 m de elevación, mayormente en la Vertiente Pacífica, la que le ofrece no solo varios meses secos sino una muy buena cantidad de luz por día, requisito indispensable para lograr desarrollarse al ser una especie pionera o heliófita (dependiente de la luz). 

Es un árbol que puede alcanzar entre 25 y 30 m de altura y entre 50 y  70 cm de diámetro, con un tronco recto cubierto por una corteza blancuzca y lisa que se desprende en pequeñas placas;  en su base se pueden observar pequeñas gambas o contrafuertes que le ayudan a sus poderosas raíces a soportar los fuertes vientos. Sus ramas son gruesas y crecen en forma oblicua, formando una copa estrecha con forma de embudo invertido, en donde sus hojas compuestas por 7 foliolos de color verde fuerte y de 12 a 30 cm de largo, se desprenden entre febrero y marzo, para dar paso a su magnífica floración amarilla. Las flores con forma de campana y pétalos muy delgados se agrupan en racimos terminales, que transforman totalmente la copa, atrayendo gran cantidad de abejas e insectos. Luego de unos dos meses de floración únicamente se  observan los largos frutos con forma de vaina delgada, de unos 25 a 50 cm de largo, dentro de los cuales hay gran cantidad de pequeñas semillas aladas, que serán dispersadas con el viento, cayendo en sitios con buena iluminación para fácilmente germinar.  La madera es de un color crema claro con ciertas bandas más oscuras, de textura fina a media y de grano ligeramente entrelazado, su brillo es medio y posee buena resistencia al ataque de hongos; se le considera como una madera ligeramente pesada por lo que se le ha utilizado en la elaboración de muebles, gabinetes, pisos, chapas decorativas, molduras, cajas, parquet, decoración de interiores, triplay,  construcciones rurales, vigas, ventanas y puertas, entre otros muchos usos. Por sus características fue una de las especies seleccionadas para la fabricación de hélices de aviones de combate en la II Guerra Mundial.  También se le usa como leña, para protección de suelos, sombra,  cercas vivas por su alta capacidad de rebrote y buen crecimiento, así como ornamental en parques y jardines. Vea más fotos en: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.541474045894181.1073741833.194845613890361&type=3

 

El purre o purré.

Nombre científico: Conostegia xalapensis

Familia botánica: Melastomataceae

Presentamos a uno de los árboles más comunes de las elevaciones medias del Valle Central de Costa Rica, lo cual no significa que carezca de muchas virtudes y de beneficios. Es un árbol pequeño y ocasionalmente presenta un comportamiento arbustivo, inconfundible por sus hojas simples, alargadas y opuestas, con 3 nervios centrales y el borde con pequeños dientes como una sierra; la cara superior de la hoja es verde brillante mientras que la cara inferior es de un color completamente diferente que puede variar desde el gris pálido hasta el café oscuro, pasando por amarillento o dorado, según la zona del país en donde se le encuentre. La corteza es gruesa y muy áspera e irregular, lo cual hace del árbol una excelente opción como tutor vivo para "pegar" y cultivar orquídeas, helechos y toda suerte de plantas epífitas o trepadoras. Durante la estación seca produce gran cantidad de ramos erectos de florecillas blancas y muy aromáticas que atraen gran cantidad de mariposas, abejas y otros insectos agradables a la vista. Luego vienen los frutos que aparecen por miles, pequeños, redondos, carnosos y de color negro o azul oscuro cuando están maduros, de un ligero sabor dulce que a muchas personas agrada pero a otras no mucho pues el jugo tiñe la lengua y labios de un intenso color morado, lo cual explica por qué en muchas partes del país a este arbolito también se le conoce como lengua de vaca. Su madera tiene una gran reputación de ser excelente para leña y para elaborar carbón, y el árbol como tal posee grandes atributos para ser utilizado como especie ornamental de nueva generación. ¡ATENCIÓN! Jamás, jamás intente cargar ramas o troncos de este árbol sobre los hombros o espalda, ya que la corteza desprende millones de minúsculas astillas que se insertan en la piel y causan dolorosas alergias.

Prohibida la reproducción, copia o traslado, total o parcial, del contenido del presente sitio para cualquier propósito.

 

Nos hemos visto en la obligación de marcar todas las fotografías propiedad de MundoForestal.com debido a que muchas personas inescrupulosas se encargan de reproducirlas y lucrar con ellas sin ninguna autorización.

 

mundoforestal@elmundoforestal.com