Página principal

 Especies nativas e introducidas al país, presentadas por:

          

 

Ir a lista general de especies

1   2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  21  22 

 

El dama

Nombre científico: Citharexylum donnell-smithii

Familia botánica: Verbenaceae

A solicitud de: Antonio Solera, Costa Rica.

Uno de los árboles más emblemáticos y mejor conocidos de Costa Rica, ya que su cultivo y aprovechamiento se realiza prácticamente desde la época colonial. El curioso nombre de este árbol se debe a la apariencia de los largos racimos de frutos que produce una vez al año, los cuales recuerdan a las largas trenzas de cabello rubio que antaño lucían las damas de origen extranjero de nuestra sociedad. En las primeras fotografías que existen de las ciudades, pueblos y barrios de Costa Rica, aparecen con mucha frecuencia sendos árboles de dama plantados en los antiguos parques y aceras, lo cual evidencia la antigüedad de su cultivo. Es un árbol verdaderamente hermoso, de muy fácil cultivo y de crecimiento muy rápido y masivo. En los primeros días del año aparecen miles de ramos florales de hasta 50 centímetros de largo, formados de docenas de florcillas blancas y pequeñas que en conjunto despiden un riquísimo aroma que se siente a varios metros de distancia. Pocos días después aparecen los famosos y notables racimos de frutos carnosos y amarillos que son ávidamente comidos por muchas especies de aves. Por todas estas características, el dama es un árbol que no debe faltar en ningún parque, finca o arboreto.

 

El danto

Nombre científico: Roupala montana

Familia botánica: Proteaceae

El danto, carne asada, árbol de carne o zorrillo como también se le conoce en algunos otros lugares, por su peculiar aroma a carne asada, que se desprende al estrujar las hojas y de la madera recién cortada, la cual además en el momento de ser cortada presenta una coloración rojiza, similar a la carne. Este peculiar árbol crece en zonas  de la vertiente Pacífica, hasta los 1500 m de elevación, especialmente en zonas alteradas, bosques secundarios, bosques de galería y sabanas, desde México hasta Bolivia, Perú y Brasil. En condiciones favorables puede llegar a desarrollar una altura casi de 20 m y un fuste no muy grueso de alrededor de 50 cm  de diámetro  con ramas bajas. Este tipo de árbol presenta una característica muy interesante llamada dimorfismo y es que sus hojas pueden ser simples o compuestas, con bordes enteros, ondulados o aserrados; las hojitas nuevas de las plántulas y de los brotes son compuestas con foliolos de bordes dentados, mientras que las hojas más viejas y de árboles adultos son simples con bordes enteros u ondulados, ambas con un fuerte olor a carne al estrujarlas,  al igual que las ramitas jóvenes. Los racimos de diminutas flores  se evidencian entre los meses de diciembre a marzo y pueden alcanzar  unos 10 a 15 cm  de largo; casi siempre repletos de pequeños insectos atraídos por el exquisito aroma que desprenden las mismas. Los frutos que se encuentran gran parte del año son cápsulas  delgadas de unos 4 cm  de largo por 1 cm  de ancho, con forma de hojita pero de color café oscuro o negros al madurar, conteniendo  dos semillas aladas que le permiten dispersarse fácilmente con el viento y crecer en lugares donde no hay árboles padre cerca. Se le ha utilizado en las cercas y por su alto poder calórico como leña y carbón muy reconocidos, además su madera se ha empleado en construcciones navales y  su corteza en la extracción de taninos y saponinas.

 

El espavel

Nombre científico: Anacardium excelsum

Familia botánica: Anacardiaceae

El espavel es otro de los árboles gigantes de los trópicos americanos. En Costa Rica lo encontramos por todo el país desde el nivel del mar hasta los 1000 metros de elevación más o menos. En la región del Pacífico Norte en donde se presenta una estación seca bien definida de más de 4 meses al año, los árboles de espavel se localizan principalmente en las orillas de los ríos donde alcanzan tamaños espectaculares. A diferencia de casi todos los árboles del grupo de "los gigantes", el espavel no desarrolla gambas o contrafuertes para sostener su gran peso, sino que la base del tronco por lo general es recta y cilíndrica. Es una especie de enorme importancia para la vida silvestre pues sus frutos alimentan a los peces, aves, mamíferos y reptiles que habitan en y alrededor de los ríos donde estos árboles se  desarrollan. Dicho sea de paso los frutos del espavel son muy interesantes pues el pedúnculo es de color verde, carnoso y tan dulce y sabroso como una golosina. Al igual que la ceiba, el espavel es muy vulnerable pues sus grandes troncos son codiciados por el gran volumen de madera que se obtiene para la construcción. Pertenece al selecto grupo de las especies forestales ATRAPA-CARBONO.

 

El espino crucilla o escampagallina

Nombre científico: Randia aculeata (sinónimo Randia karstenii)

Familia botánica: Rubiaceae

Tradicionalmente considerado como una maleza, un estorbo, un fastidio, un peligro, el espino crucilla es probablemente uno de los más interesantes y atractivos miembros de nuestro patrimonio forestal. Desde Florida hasta el norte de Suramérica y las Antillas se le encuentra creciendo naturalmente bajo la sombra de los bosques y en Costa Rica se le ve en gran parte del país desde el nivel del mar hasta los 2200 metros de altura más o menos, tanto en orillas de caminos, bordes de bosques secundarios, terrenos abiertos, pastizales, áreas degradadas o en cercas de fincas. Raramente supera los 5 metros de altura, de tronco irregular muy ramificado desde abajo lo que le da un aspecto de arbusto compacto y redondeado con ramas largas, delgadas y horizontales de las cuales salen ramitas caracterizadas por formar cruces entre ellas. Todas las ramitas se encuentran cubiertas en su mayor parte de lustrosas hojitas verde brillante con forma de raqueta de distintos tamaños, y en especial llaman la atención las ubicadas en las puntas de las ramitas que se agrupan formando una especie de roseta.

Entre las simples y opuestas hojas sobresalen unas espinas dispuestas en pares en forma opuesta entre ellas, algunas de las cuales pueden ramificarse, las cuales tienen una base engrosada y una larga punta, además hay presencia de unas pequeñas estípulas intrapeciolares que se caen fácilmente. Las pequeñas y muy aromáticas flores de peciolo corto, carnoso y muy grueso de color verde claro están formadas por 5 pétalos de color muy blanco con estambres amarillos y un grueso gineceo de color verde contrasta fuertemente con las hojas lo que le da un hermoso atractivo como ornamental. Por su parte los globosos frutos con remanentes de la flor en la punta lo que les da un lindo aspecto pueden medir entre 1 y 2 cm diámetro y están presentes a lo largo de las ramitas; cuando están tiernos son de color verde con pequeñas lenticelas blancas y al madurar cambian a un tono amarillo irresistibles para los pájaros. En Puerto Rico le llaman tintillo porque poseen taninos que tiñen de azul.

No hay nada mejor que este árbol para establecer cercas vivas permanentes en los apartos y linderos de las fincas, ya que son muy resistentes al fuego, a la sequía y al ganado. Cultivados en macetas o en espacios pequeños forman verdaderas esculturas y sus ramas espinosas son el ambiente perfecto para la anidación de gran cantidad de aves o bien se ha acostumbrado desarrollar hermosos bonsai gracias a las ramas y su denso follaje que permiten una gran flexibilidad de formas. Los amantes de las mariposas estarán encantados de saber que las aromáticas flores de esta especie atraen a miles de ellas y que es un buen hospedero de las mariposas Adelpha y Aellopos. Aparte de los anteriores usos es una especie poco aprovechada pero aparentemente posee propiedades medicinales y su fruto aporta antioxidantes así como de sus ramas se obtiene leña. También se le conoce popularmente como escampagallina, de seguro alguien observó a las gallinas refugiándose bajo este árbol durante un aguacero. https://www.facebook.com/media/set/?set=a.567025366672382.1073741847.194845613890361&type=3

 

Los eucaliptos

Nombre científico: Eucalyptus (varias especies)

Familia botánica: Myrtaceae

Hay alrededor de 100 especies diferentes de eucaliptos de los más diversos tipos, todos ellos originarios de Australia y de las islas vecinas. Una docena de estas especies se introdujo desde hace muchos años en todos los países tropicales y subtropicales del mundo, debido principalmente a su crecimiento extraordinariamente rápido, producción de abundante madera comercial y gran capacidad de sobrevivir en condiciones ultra marginales. Hay eucaliptos de todos los tamaños y formas posibles, desde las especies arbustivas hasta el gigante eucalipto real (Eucalyptus regnans) que puede medir hasta 90 metros de altura. A pesar de la gran variedad de formas y de tamaños, todos los eucaliptos tienen en común sus flores de pétalos diminutos pero con gran cantidad de estambres muy largos y vistosos de colores blanco, rosado, verde claro, amarillo o fucsia según la especie. Muy notables también los frutos pequeños y leñosos en forma de copa estrecha, con un orificio en forma de cruz por donde salen las semillas, las cuales son microscópicas. En todo el mundo, las diferentes especies de eucalipto se han utilizado para infinidad de usos, siendo los más reconocidos: ornamentales, producción de madera, troncos rollizos para construcciones rústicas, postes para cableado, reforestación sobre suelos marginales, sombra para el ganado, desecación de zonas pantanosas, proyectos apícolas, extracción de sustancias químicas, cortinas tapavientos, etc. Su reproducción es muy fácil por medio de semillas, las cuales sin embargo son microscópicas y es imperativo establecer viveros.

Son árboles reconocidos mundialmente por su veloz crecimiento y el eucalipto deglupta (Eucalyptus deglupta) es capaz de crecer hasta 3 metros de altura por año. En Costa Rica solamente se han introducido unas 8 especies de eucaliptos para fines ornamentales y de producción de madera comercial principalmente, siendo los más conocidos el deglupta (corteza lisa y verde), el hoja de plata (follaje plateado y muy aromático), el blanco (corteza lisa y blanca), el rojo (corteza áspera y rojiza) y el limón (follaje de penetrante y agradable olor a limón). El cultivo del eucalipto en nuestro país tomó un enorme auge durante los años 70 y 80, pero decayó muy rápidamente debido a que al caer al suelo, sus hojas liberan una sustancia que elimina toda la vegetación que se encuentra bajo su sombra, motivo por el cual debe seleccionarse muy bien el sitio en donde se vaya a plantar. Otro inconveniente de los eucaliptos es que poseen una extraordinaria capacidad de absorber y evaporar la humedad del suelo, por lo que pueden desecar pantanos, quebradas, lagunas y hasta nacientes de agua. A pesar de lo anterior los eucaliptos son árboles estéticamente muy hermosos y ninguna otra especie de árbol crece tan rápido.

 

El fresno mexicano

Nombre científico: Fraxinus uhdei

Familia botánica: Oleaceae

Atractivo árbol originario de México, miembro de una gran familia de más de 60 especies de fresnos ampliamente distribuidos en América del Norte, Europa y Asia Menor. Esta especie en particular ha demostrado una gran tolerancia a los ambientes tropicales, por lo que se le ha plantado con cierta abundancia en muchos países de América Central y del Sur como árbol ornamental para zonas urbanas y plantaciones comerciales. Los fresnos de todo el mundo son famosos y reconocidos por producir una madera fina, suave y de extraordinaria flexibilidad, ideal para la confección y fabricación de artículos que requieren piezas curvas o capaces de absorber tensiones o presiones. Son árboles de copa redondeada y de follaje grácil y hermoso, muy ornamental, pero requiere de mucho espacio alrededor para manifestar al máximo todos sus atributos ornamentales. En Costa Rica el fresno mexicano se introdujo en los años 60, y en aquél entonces se promocionó con bombos y platillos como un árbol de madera comercial muy fina ideal para la difícil zona de los 1.500 a 2.000 metros de elevación.

Se establecieron varias plantaciones de esta especie pero a los pocos años los árboles comenzaron a ser atacados severamente por la larva de una especie de lepidóptero tropical del género Phassus (Hepialidae), la cual taladra largos y amplios túneles en el interior del tronco malogrando por completo la calidad de la madera comercial y ocasionando severos daños a la integridad del árbol. El fresno tampoco logró popularidad como árbol comercial urbano, ya que en las estrechas áreas verdes de nuestras pequeñas ciudades, los árboles se desarrollaron largos y escuálidos, casi sin follaje, lo cual no convenció ni motivó a nadie a continuar con su cultivo.

 

El fruta de pava o molidero

Nombre científico: Eugenia salamensis

Familia botánica: Myrtaceae

Árbol nativo de las regiones del Pacífico Norte y Central de Costa Rica en donde es bastante común y muy llamativo gracias a su forma muy irregular y a su corteza policroma durante la estación lluviosa, pero de color casi blanco durante la estación seca. Los frutos son carnosos y del tamaño de aceitunas grandes y conforme maduran pasan por los colores amarillo, naranja, rojo, morado hasta negro y cada árbol produce miles de frutos en diferentes estados de maduración y colorido, que recuerda a un árbol de Navidad. Esta especie es entonces, uno de los pocos árboles de porte, corteza y frutos ornamentales al mismo tiempo. El nombre de fruta de pava no es antojadizo pues las frutas atraen y alimentan a toda clase de animales herbívoros durante el día, y por la noche cientos de inofensivos y benévolos murciélagos frugívoros hacen un tremendo escándalo sobre las copas de estos árboles por mientras sacian su apetito. Para el paladar humano estos frutos no son muy agradables pues son de sabor muy astringente, pero nada importa si tantos animales silvestres se alimentan con ellos. Esta especie guarda un enorme potencial como árbol ornamental y ecológica de nueva generación.

 

El fruta milagrosa o sinsépalo

Nombre científico: Synsepalum dulcificum

Familia botánica: Sapotaceae

A solicitud de: Vivien Araya, Costa Rica.

Quienes gustan de los árboles raros con características de verdad sorprendentes, encontrarán en esta especie un motivo de conversación y de diversión con sus amigos e invitados. Se trata de un árbol pequeño originario del África Occidental, notable por la gran cantidad de ramas largas y delgadas que produce, las cuales cargan cantidad de hojas simples pequeñas en forma de raqueta. Los frutos son pequeños, de forma ovoidea y de color rojo muy brillante cuando maduran, cáscara y pulpa delgada con una sola semilla grande en su interior. Al probarlos, se experimentará un sabor dulce en la lengua y garganta, que recuerda mucho a los edulcorantes artificiales. Durante varias horas este sabor impregna tanto el paladar que cualquier otra cosa amarga, salada o ácida que se pruebe, se sentirá empalagosamente dulce. Este interesante fenómeno lo produce la miraculina, una proteína presente en la pulpa de la fruta que en presencia de sustancias ácidas o saladas activa y estimula las papilas gustativas del dulce en la lengua. Por todo lo anteriormente expuesto, los frutos de este arbolito se pueden utilizar como un edulcorante, con la gran desventaja de que los frutos solamente aparecen una vez al año. Debido al pequeño tamaño y forma de sus hojas, así como a la gran cantidad de ramas largas y delgadas que produce, esta especie se utiliza mucho en la confección y formación de hermosos bonsáis.

 

Prohibida la reproducción, copia o traslado, total o parcial, del contenido del presente sitio para cualquier propósito.

 

Nos hemos visto en la obligación de marcar todas las fotografías propiedad de MundoForestal.com debido a que muchas personas inescrupulosas se encargan de reproducirlas y lucrar con ellas sin ninguna autorización.

 

mundoforestal@elmundoforestal.com