Dedicamos todos los
Árboles del Paraíso a:

don Álvaro Castro Harrigan

 

educador universitario, gran maestro filatelista, amante de los árboles y activo benefactor de la conservación ambiental. Que cada árbol que florezca sea un homenaje a su enorme labor en pro de la cultura costarricense.

Regresar al MENÚ PRINCIPAL