Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Espavel

Descripción de la especie

El espavel

Nombre científico: Anacardium excelsum

Familia botánica: Anacardiaceae

El espavel es otro de los árboles gigantes de los trópicos americanos, desde Guatemala hasta el norte de Suramérica y en Costa Rica lo encontramos por todo el país desde el nivel del mar hasta los 1200 m de elevación más o menos, casi siempre a orillas de los ríos y donde muchos de ellos llegan a alcanzan tamaños espectaculares. Le gustan los suelos profundos con buen drenaje, aunque crece bien en suelos malos, tolera bien las inundaciones que no sean muy prolongadas.

Puede alcanzar los 40 o 45 m de alto y desarrollar un grueso y cilíndrico tronco que sin problemas alcanza los 2 m de diámetro e inclusive se han dado casos de árboles con 3 m de diámetro. Por ello es que son tan buscados para explotarlos comercialmente, porque un solo árbol da muchísimos metros cúbicos de madera.

A diferencia de casi todos los árboles del grupo de “los gigantes”, no desarrolla grandes gambas o contrafuertes para sostener su gran peso, sino que la base del tronco por lo general es recta y cilíndrica, con algunas pequeñas gambas cuando están en terrenos muy inestables o son árboles muy viejos, los cuales por lo general están huecos.  La corteza que cubre su tronco es de color gris oscuro o casi negra, y se encuentra totalmente cuarteada en pequeñas plaquitas rectangulares, que se desprenden constantemente dando paso a la nueva corteza. Es común observar la acumulación de una resina rojiza o negra muy aromática en el punto donde naturalmente se cayeron las ramas (autopoda), la cual se forma al exudar su savia rojiza por la herida y al contacto con el aire se va endureciendo.

Se podría decir que este árbol representa al típico árbol que dibujan los niños en la escuela, cuando se les pide hacer un árbol, un tronco recto y corto con una densa copa de forma redondeada, que nace desde muy abajo, y aunque no es tan común puede llegar a tener hasta 14 m de diámetro si las condiciones del sitio se lo permiten. Su sistema radicular es amplio y poderoso, que puede causar daños a estructuras cercanas, como el registrado en Bucaramanga, Colombia, en donde se eliminó la raíz de un árbol que afectaba el cauce de la quebrada Zapote, siendo esta de un diámetro de 4 m2 y un peso de 5 toneladas.

Por las hojas es fácil reconocer a esta especie, porque además de ser simples, alternas, gruesas y duras, poseen forma de paleta de hasta 30 cm de largo, con la nervadura muy resaltada y el borde entero y van creciendo en forma de roseta en la punta de las ramitas. En cuanto al color no poseen ningún rasgo muy distintivo ya poseen un tono verde normal. En ocasiones sus hojitas nuevas son levemente rojizas y las hojas viejas se tornan amarillas antes de caer.

Las pequeñas flores son de color blancuzco recién abiertas y están formadas por 5 pétalos no fusionados y se presentan en grandes panículas terminales sobresaliendo muy llamativamente sobre la copa. Al ser ligeramente perfumadas son visitadas por colibríes y abejas, así como por los monos que las buscan cuando han empezado a formar el fruto. Como dato curioso las flores viejas se tornan más rojizas e intensifican el aroma, muy posiblemente como una estrategia para llamar más la atención de los polinizadores y atraerlos a las flores nuevas.

Los frutos son muy similares a los frutos verdaderos del marañón (Anacardium occidentale) comúnmente llamados “monitos” por su forma arriñonada, pero lo más curioso de ellos es el pedúnculo engrosado (palito que une el fruto con la ramita) con forma perfecta de ese (S), de sabor dulce a ácido, se pueden comer crudos o cocinados como verdura. Estos atrayentes bocadillos también son el deleite de los murciélagos, los que se encargarán luego de dispersar las semillas. Los frutos también se pueden comer tostados con un procesamiento igual al dado al marañón.  Cada fruto posee una sola semilla, las que se pueden tostar y comer. Se aclara que tanto los frutos como las semillas no se deben comer crudos porque son tóxicas.

La madera es liviana con un peso específico de 0.38, grano entrecruzado, lustre regular y textura gruesa lo que la hace un poco difícil de cepillar y de darle un buen acabado, pero tiene la ventaja que clava muy bien y es fácil de aserrar, trabajar, secar y preservar. El aserrín puede causar irritaciones y posee mucha sílice. El duramen es de color pardo con un cierto aroma a cuero, y posee buena resistencia a la humedad y al ataque de insectos y hongos.

Es muy utilizada en interiores y en usos de poca resistencia como construcción liviana, carpintería, muebles, tabloncillos para pisos, vigas, canoas de una sola pieza, contrachapados, formaleta, pulpa para papel, postes, cajas, utensilios de cocina, artículos livianos, construcción de bebederos y saleros para animales.

Se reproduce fácilmente por medio de semillas, las que no requieren ningún tratamiento pregerminativo, únicamente dejarlas en agua durante la noche para lograr una germinación más homogénea. Al poseer un periodo muy corto de latencia no se recomienda almacenarlas.

Es una especie de enorme importancia para la vida silvestre pues sus frutos alimentan a peces, aves, mamíferos y reptiles que habitan en y alrededor de los ríos donde estos árboles se desarrollan.  Al igual que la ceiba (Ceiba pentandra) el espavel pertenece al selecto grupo de las especies forestales ATRAPA-CARBONO y en parte esta característica es su perdición, porque se le ha sometido a una explotación irracional pues sus grandes troncos son codiciados por el gran volumen de madera que se obtiene para la construcción.

Fuera de los usos dados a su madera, el espavel se ha utilizado en la medicina tradicional por sus propiedades antioxidantes y antibacteriales, como forraje, leña, cercas vivas, en rompevientos, protección de suelos y control de erosión, protección de ríos y retención de contaminantes. Sus hojas tiernas se pueden comer como verdura y de sus semillas se extrae un aceite llamado cardol, empleado en la elaboración de resinas, insecticidas, plásticos entre otros. En parques y jardines amplios se le ha plantado como ornamental y para dar sombra.

La corteza posee propiedades insecticidas y en varias culturas nativas de América del Sur, especialmente, se le utiliza para atontar a los peces en los ríos y pescarlos fácilmente, al igual que el aserrín de la madera. El aceite de las semillas posee propiedades fungicidas y bactericidas, y en personas con piel delicada puede causar iiritaciones. En el antiguo Valle de Upar Colombia los frutos se utilizan cocidos y molidos para elaborar una especie de pan comestible llamado pan de caracolí.

Entre los datos curiosos que se dice que el nombre “espavel” tiene su origen en “es para ver” porque al ser tan alto, los hombres se subían en su copa y podían ver a la distancia. El término Anacardium procede del griego “kardia” corazón en alusión al fruto y excelsum del latín “alta” por su gran tamaño.

El 22 de abril de 1996 la ciudad de Floridablanca, Santander en Colombia nombró al caracolí, como se conoce allá al espavel, como su “Árbol Símbolo Natural”.

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
paypalstripe
Loading...
error: Este contenido esta protegido de escritura !!