Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Guinda o ponsiré

Siguiente especie

Descripción de la especie

La guinda o el ponsiré

Nombre científico: Ziziphus mauritiana

Familia botánica: Rhamnaceae

Desde el nivel del mar hasta más o menos los 1000 m de altitud y con mayor dominancia en la zona Pacífica la guinda, ponsiré, ciruela india, ponsigué, badari o alguno de los tantos nombres que posee en otros países, ha encontrado las condiciones apropiadas para desarrollarse a sus anchas, y es que este árbol nativo del sur de China, Malasia, Afganistán y Australia ha logrado conquistar el Mundo y en especial a la India, por sus exquisitos frutos similares a la cereza o guinda de ahí su nombre.

Un árbol que puede crecer en los peores suelos y soportar sequías o suelos anegados, de rápido crecimiento que en poco tiempo puede formar matorrales y perder potreros si no se controla adecuadamente; y no es raro verlo creciendo a la orilla de los caminos o en medio de pequeñas fisuras en las rocas a pleno sol y en lugares con mucha contaminación.

Árbol de unos 5 a 10 m de alto, de tronco muy corto y delgado, cubierto por una corchosa y muy fisurada corteza de color grisácea. La copa es densa y redondeada, dada por sus largas, flexibles y caídas ramas que nacen desde muy abajo, sobresaliendo las más nuevas por su fina pubescencia y unas largas y puntiagudas espinas muy llamativas porque además de encontrarse en parejas en los nudos, poseen variaciones en su forma y dirección, es decir una de ellas puede ser recta y la otra curva en forma de gancho, o una puede estar dirigida hacia arriba y la otra hacia abajo, o ambas hacia el mismo lado. Las ramitas además de tener muchas lenticelas presentan un zig – zag en su forma.

Las hojas son simples y alternas, de forma ovoide con la punta totalmente redondeada, borde ligeramente dentado, de color verde fuerte por encima y glaucas o claras por debajo, producto de la fina y densa pubescencia y con tres nervios centrales que nacen desde la base y al ser muy evidentes le dan a la lámina una forma abultada. En la base del peciolo se encuentra un par de espinas y durante la estación seca puede perder o no las hojas. Las pequeñas flores con forma tubular coronada con 5 pétalos verde amarillento un tanto translúcidos, nacen en pequeños racimos axilares de 2 o 3 individuos en las axilas de las hojas, y a pesar de su mal olor atraen abejas, moscas y avispas que la polinizan.

El fruto es carnoso de unos 2 cm de largo y de forma ovalada, que pasa de un intenso color verde amarillento a naranja y luego a rojo en su proceso de maduración, en donde su pulpa de color blanco amarillenta y de textura crujiente pasa a ser más suave y a tener un fuerte olor que contrasta con su dulce sabor semiácido, lo que lo hace muy cotizado para consumirlo en forma directa o bien macerado con algún licor o en diversidad de preparaciones. En los mercados de muchos países, especialmente de Asia se pueden conseguir frutos de variedades mejoradas, los cuales además de ser mucho más grandes poseen mejor sabor, o bien pueden presentar variaciones en su cáscara siendo ella más delgada, lisa o corrugada.

Por fruto hay dos pequeñas semillas como de 5 mm de largo de color marrón. Los frutos aportan vitamina A y C, aceites grasos, calcio, hierro, fósforo, tiamina, riboflavina, niacina, fibra, carotenos y flúor, los cuales se pueden comer verdes con sal o bien maduros en guisos, confitados, en conservas o refresco; se pueden secar al sol y moler para almacenarlos y utilizarlos en épocas de hambrunas al igual que las semillas, haciendo panes, tortas, etc.

Las hojas se comen en Indonesia como verdura, en Venezuela se prepara la famosa crema de ponsigué que mezcla ron blanco, aguardiente u otro licor como el cocuy con los frutos maduros y se dejan añejar por un año para extraerles todo su sabor. Los frutos secos son similares a los dátiles.

La madera es de color rojizo, resistente y dura, de grano fino, textura media, buen acabado y buena trabajabilidad por lo que se utiliza en ebanistería, construcciones rurales, en partes de embarcaciones, sillas de montar, mangos de herramientas, vigas, yugos, juguetes, palos de golf, utensilios de cocina, tornería y sandalias. Así como en cercas vivas, rompevientos, árbol de sombra y refugio de animales, postes de cerca, leña y carbón de alta calidad. Con sus largas ramas se construyen las bases para los techos de paja y paredes de corral, aprovechando sus espinas. Sus hojas se han utilizado como forraje de animales como vacas, cabras, camellos y gusanos de seda; de su corteza se obtienen taninos para teñir la seda.

Es una excelente especie apícola y un árbol ornamental, aunque no se puede plantar en cualquier lugar, especialmente si hay niños cerca por sus espinas. Por otro lado, esta especie es empleada en la medicina tradicional para el tratamiento de diversos padecimientos. Se reproduce por medio de semillas, injertos, estacas y brotes basales. Si es por medio de semillas se deben someter a un tratamiento pregerminativo que las escarifique o rompa un poquito la cáscara, pero primero se deben seleccionar las fértiles, para ello se colocan en un recipiente con agua y un 17 o 18% de sal y todas las que flotan se desechan porque no germinarán. Si es por medio de estacas se deben seleccionar las que tengan alrededor de 2 años de edad.

Los árboles empiezan a cosechar como a los 7 años de plantado. Entre el manejo que se le debe dar es la poda después de la cosecha, con lo que el árbol renueva su follaje y mantiene altos niveles de producción, además hay quienes le aplican zinc y boro para que los frutos aumenten su brillo. Es una especie ideal para utilizarse en reforestación de taludes, recuperación de suelos degradados en donde otras especies no pueden desarrollarse bien, mucho gracias a su excelente sistema radical que ayuda a la estabilización de los mismos cuando hay erosión.

En la India hay un insecto llamado kerria lacca o gusano de la laca que se alimenta de los líquidos de las hojas de la guinda y las que le trasmiten un colorante rojizo que posteriormente es utilizado para hacer tinturas para lacas, barnices y otros similares. En Vietnam se cultiva con un sistema muy parecido a los viñedos, en donde se acomodan las flexibles ramas y se extienden en barbacoas, con lo que facilita el manejo y la cosecha, maximizando el aprovechamiento de la luz solar y la eficiencia de los trabajadores.

 

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
paypalstripe
Loading...