Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Ojoche colorado

Descripción de la especie

El ojoche colorado

Nombre científico: Clarisia racemosa

Familia botánica: Moraceae

El ojoche colorado es una especie común en la región Latinoamericana, desde México hasta Brasil, pasando por Colombia en donde se le conoce como caraco, aji o arracacho, en Bolivia le llaman tulpay o mururé, en Ecuador matapalo, Perú chichillica o guariuba y en Brasil oity. En Costa Rica especialmente se le encuentra en la vertiente Pacífica y con suerte en el lado del Arenal.

Puede llegar a medir entre 25 y 30 m de alto, con un tronco recto y cilíndrico de unos 60 cm de diámetro, cubierto por una corteza parduzca a muy colorada sobre la cual sobresalen muchísimas lenticelas (especie de poros para el intercambio gaseoso) de gran tamaño. En su base se evidencian pequeñas gambas o raíces tablares de no más de 2 m de alto, siendo muy vistosas por el fuerte color rojizo de su corteza, que igualmente resalta en la base del tronco y en las raíces, inclusive este color se nota en los tallos de pequeñas plántulas y en las raíces de semillas recién germinadas.

El árbol posee una copa densa y no muy amplia, sus hojas son simples y alternas de color verde brillante y poseen el borde ondulado con la nervadura muy evidente dispuestas en un solo plano en las ramitas, lo que se conoce con el nombre de dísticas.

Las pequeñitas flores color amarillento se agrupan en largos racimos colgantes llamados amentos y en ellos se encontrarán flores masculinas y femeninas por separado, siendo las masculinas más llamativas que las otras, las cuales pasan casi desapercibidas.

Los frutos carnosos al ir madurando pasarán de un color amarillo a uno totalmente rojo, lo que los hace muy vistosos en el bosque para sus múltiples diseminadores, ya que, aunque su sabor es un tanto ácido, muchos animales los buscan insaciablemente.

Su madera es de color amarillento a marrón, posee textura y brillo medios, grano recto a entrecruzado y es de difícil trabajabilidad con herramientas manuales o de poca calidad, por lo que se recomienda utilizar aquellas especiales para metal, además de que es conveniente pretaladrar antes de clavar o atornillar, de fácil secado con pocas deformaciones, aunque a temperatura ambiente dura cierto tiempo en secarse adecuadamente. Su durabilidad natural es poca ante las condiciones ambientales si se encuentra colocada directamente sobre el suelo, pero presenta resistencia a ciertos hongos.

Por su peso específico de 0,69 g/cm3 se le clasifica como una madera muy pesada y aunque algunos catalogan a la especie como no maderable, en muchos lugares se utiliza para carpintería en general, durmientes, vigas, parquet, construcción pesada, pisos, muebles, paneles interiores y exteriores, gabinetes, molduras, laminados, carrocerías, escaleras, mangos de herramientas, marcos de puertas y ventanas, lanchas, piezas dobladas, tornería, construcción de barcos, construcción de puentes y edificios, ebanistería, encofrados de hormigón, madera y chapas decorativas, lámparas de pie y partes de vehículos entre otros muchos usos.

Como digno representante de las Moráceas esta especie posee savia lechosa en todas sus partes, hojas, tronco, ramitas, corteza e inclusive en las raíces, siendo ésta de un sabor amargo, por lo que se puede pensar en que el árbol la utiliza además como un medio de protección ante el ataque de insectos y animales que quieran dañarlo. Es una especie siempre verde y tolera bien crecer en lugares con poca luz, además no es exigente en cuanto a suelos. Y como dato curioso en Bolivia varios pueblos nativos utilizan sus hojas, corteza y raíces como una especie de tabaco.

 

 

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
paypalstripe
Loading...