Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

El tiempo. La belleza de su paso por la vida.

La belleza del tiempo
17
Mar

El tiempo. La belleza oculta de su paso por la vida.

Como seres humanos, llevamos nuestra vida en función del tiempo, nuestros días en función de las horas y nuestras acciones en función de los minutos y segundos.

Pero, ese constante afán por competir con él nos quita la esencia misma de la vida, nos roba el aliento y las ilusiones, los proyectos y los sueños. Por pensar en él, dejamos de lado el “quiénes somos y lo que nos caracteriza como personas”.

Un Padre Tiempo que no perdona, condición ni posición, tipo ni especie, a todos por igual cubrirá con su aliento arrebatador de la belleza de la frescura juvenil.

Deténgamonos y hagamos las paces con él. Busquémoslo en los detalles añejados con su matiz sin brillo y arrugada su textura, evidencia inequívoca de la marca de su paso.

Allí donde lo encontremos, llamémoslo y seamos amigos. Agradezcámosle por las bondades de la niñez y la juventud, por la salud y la fuerza, por los días buenos y los días malos, por las bendiciones y la alegría, por el ayer y el hoy.

Hagamos las paces  y veamos la marca de la grandiosidad de la vida en cada detalle que fue marcado, borrando la juventud en cada hoja seca, en cada flor marchita, en cada trozo de madera desgastada o podrida, en cada suelo seco, en cada arruga de la piel y en cada paso lento.

Sintámonos agradecidos con el tiempo, porque nos ha permitido ser sus testigos y sus amigos. No gastemos energías, tratando de amarrar el pasado y sufrir por lo que fue y ya no lo es, por lo que tuvimos y ya no tenemos, por quienes estuvieron y ya no están. Vivamos el momento, porque pronto ya solo será un recuerdo en el gran almacén del pasado.

Veamos la belleza del pasado oculto en el presente, con una esperanza en el futuro. Una hoja marchita hoy, fue una hermosa hoja ayer, pero mañana será el sustento para una semilla.  Una flor seca, fue un banquete para una abeja ayer, pero mañana será un fruto lleno de vida.  Un tronco podrido, ayer fue un gran árbol, pero mañana será el refugio de insectos, hongos y lagartijas.

El tiempo, un aliado de la vida, que debemos mantener a nuestro lado como un amigo no como un enemigo. Porque él nos recuerda lo efímera que es la vida y que debemos vivirla antes de que nos la arrebate.

 

 

 

Deja una consulta

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
paypalstripe
Loading...
error: Este contenido esta protegido de escritura !!