Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Guayacán real

Descripción de la especie

El guayacán real

Nombre científico: Guaiacum sanctum

Familia botánica: Zygophyllaceae

 Bellísimo y extraordinario árbol que se ha convertido en el símbolo de la resistencia en contra de la extinción de las especies forestales en Costa Rica. Nativo desde Florida hasta Venezuela y Colombia, así como en Las Antillas.

En Costa Rica actualmente se le encuentra sólo en los pequeños reductos de suelos calcáreos de los alrededores de Bahía Salinas como es Puerto Soley y en los Parques Nacionales Santa Rosa, Guanacaste y Palo Verde. Condición que ha llevado a la especie a ser protegida por leyes nacionales y convenios internacionales como CITES.

No son muy grandes y pueden llegar a crecer entre 15 y 20 m, pero poseen troncos corpulentos y majestuosos de alrededor de 60 cm y en casos muy extremos de árboles sumamente viejos como el famoso Magón, árbol emblema del Proyecto San Lorenzo que posee poco más de 80 cm de diámetro, cubiertos por una dura corteza gris claro que se desprende en grandes placas leñosas de forma irregular produciendo como figuras que permiten pasar las horas en forma entretenida. Los árboles jóvenes incluso muy pequeñitos evidencian tallos y ramitas cubiertas por una corchosa y gruesa corteza de color crema.

La copa es muy densa y amplia aún en árboles pequeños y posee un comportamiento muy curioso ya que en árboles jóvenes tiene forma cóncava como una taza que después de unos años se transformará en una copa convexa como una sombrilla, ello podría deberse a que al principio las largas ramitas van creciendo hacia afuera lo que hace que la misma se desarrolle a los lados quedando el centro vacío, luego las ramitas secundarias crecen también hacia adentro llenando este espacio y desarrollando la copa hacia arriba. El guayacán real es la única especie que tiene hojas compuestas opuestas y paripinnadas, es decir que terminan en dos foliolos, las que cada cierto tiempo se caen para aparecer de nuevo al corto tiempo. Estas hojitas siempre verdes se cierran al caer la noche.

Las hermosas flores recuerdan a las violetas (Viola spp.) tan gustadas por mucha gente, nacen de febrero a mayo y en ocasiones en noviembre, poseen 5 pétalos de un espectacular color azul que puede variar en tonalidad desde muy claras casi blancas hasta lilas dependiendo de las condiciones del lugar en donde se desarrolla. Por su delicado aroma atraen a muchas abejas y otros insectos. Los frutos son cápsulas carnosas de unos 2 cm de largo con aristas a los lados evidenciando los compartimentos de las 3 a 5 semillas que poseen cada uno y que al madurar se tornan amarillos abriéndose por las aristas entre marzo a octubre, momento en que las rojas semillas de un 1 cm de largo y forma aplastada están listas para tratar de germinar, aunque éste porcentaje es bastante bajo.

Su madera de albura amarillenta y duramen verde recién cortada es de las más duras y pesadas del mundo, lo cual provocó la corta de casi todos los pocos árboles silvestres allá por los años 40.

De difícil trabajabilidad tanto con herramientas manuales como mecánicas por sus propias características fue muy utilizada como parte de las maquinarias de los vapores, rieles, ejes de carruajes, rodines, poleas, manivelas, guías, roles y muñoneras entre otros, no solo debido a su dureza y resistencia sino a su capacidad de autolubricarse gracias al famoso aceite llamado guayacol, también de amplios usos medicinales.

Otros usos que se le han dado a esta madera son la fabricación de mangos para herramientas, basas, cajas para instrumentos de precisión, tornería, piezas de ajedrez, piezas de relojes, artesanías, etc. Aunque su germinación es baja por fortuna en muchos viveros del país hoy día esta especie se reproduce de manera exitosa y abundante, lo que la aleja de la extinción. Bajo los árboles padre es común encontrar arbolitos que fácilmente pueden ser trasplantados a bolsas, en las cuales deberán pasar varios años antes de plantarlos en el sitio definitivo, inclusive se pueden mantener en maceta.

Es un árbol de forma y flores muy atractivas que es ideal para plantar en áreas urbanas por su lento crecimiento, que es tan marcado que un árbol para superar los 2 m de altura puede requerir casi los 20 años. Aunque dependiendo de las condiciones del lugar y del esmerado cuidado que se le brinde puede crecer un poquito más rápido en donde árboles de menos de 10 años de edad lograron florear y dar frutos.

 

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
paypalstripe
Loading...