Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Curú o cristóbal curú

Descripción de la especie

El curú o cristóbal curú

Nombre científico: Platymiscium curuense

Familia botánica: Fabaceae

El famoso cristóbal de la península de Osa, tan buscado por su fina madera y actualmente en peligro de extinción, ha sido una de las especies más confundidas con el cristóbal tradicional (Platymiscium pinnatum) del resto del país, pero es una especie diferente, aunque a simple vista son idénticos.

Es endémica de Costa Rica y aunque en forma muy escasa se presenta desde el Refugio de Vida Silvestre Curú en el Golfo de Nicoya, siendo éste el que le dio su nombre, hasta la Península de Osa, en lugares con elevaciones hasta los 400 o 500 m.

Es un árbol de tamaño grande que puede medir unos 30 m de altura y desarrollar un tronco cilíndrico y recto, aunque en lugares muy expuestos a la luz, tiende a deformarse y ramificar muy abajo. Su corteza es grisácea y lisa, sus ramas largas y gruesas, las cuales forman una copa densa y poco extendida, con hojas opuestas formadas por 5 foliolos acuminados (con punta) de color verde oscuro y brillantes.

Durante febrero, marzo y a veces agosto, en las axilas de las hojas se evidenciarán los pequeños ramos de entre 30 y 40 flores amarillas, que darán lugar posteriormente a un fruto alado del tipo sámara de color café oscuro, similar a una hoja seca, que puede llegar a medir de 10 a 14 cm de largo, el cual no se abrirá para liberar a su, por lo general, única semilla color marrón claro, con una peculiar forma de riñón, de unos 3 cm de largo y 1 cm de ancho.

La fina madera de esta especie ha sido muy cotizada desde el siglo pasado, no solo por su bello color naranja pardo y su buen acabado sino por su dureza y gran estabilidad, que le permiten utilizarse en construcciones pesadas, durmientes de ferrocarril, pisos, artesones, vigas, ruedas de carretas, carrocerías, muebles finos, marimbas y otros instrumentos musicales, mangos de herramientas, chapas decorativas, ebanistería y construcciones en general. Sin olvidar que por su bella floración puede ser un excelente árbol ornamental y como melífero.

Se reproduce por medio de semillas que germinan fácilmente, aunque si no encuentra las condiciones adecuadas para brotar muy pronto perderá su excelente poder germinativo, de ahí que no se recomienda almacenarlas. Durante la germinación y los primeros 12 meses de vida se le debe ofrecer sombra y en forma gradual ir eliminándola conforme el arbolito se va desarrollando, se debe tener en cuenta que su crecimiento es lento, una característica muy propia de las especies de maderas duras.

 

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
paypalstripe
Loading...