Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Lágrimas de san Pedro

Lágrimas de san Pedro - Coix lacryma-jobi -

Descripción de la especie

Lágrimas de san Pedro

Nombre científico: Coix lacryma-jobi 

Familia: Poaceae

Las lágrimas de san Pedro o como comúnmente se le conoce, en gran parte del mundo, lágrimas de Job, es una especie nativa de Asia, en donde desde la antigüedad se le conoce y se le cultiva, tanto por sus propiedades medicinales como nutritivas.  Hay registros antiguos de su uso en la elaboración de cerveza en la India, desde 3000 años antes de Cristo. Los árabes la conocían como damu daud o lágrima de David, siendo ellos los que la llevaron a Europa en el siglo XVII.

Muchas de las áreas de cultivo se dan en zonas no aptas para el arroz (Oryza sativa) o el maíz (Zea mayz), y se vende en algunos lugares como “cebada perlada china”. Dándose también el caso de otras zonas en donde antiguamente se cultivaba, fueron ocupadas, precisamente por estos dos tipos de cereales, por lo que se redujo su consumo.

Es una planta de crecimiento anual, aunque dependiendo de la zona en donde se desarrolle puede vivir varios años, especialmente en el trópico, en donde no hay heladas. Se adapta bien a sitios entre los 100 y aproximadamente los 1800 m de altitud, tanto en potreros, orillas de caminos y pastizales como en espacios con buena exposición solar. No soporta las sequías prolongadas, prefiriendo crecer a orillas de ríos y fuentes de agua, sin importar que los suelos sean inundados o con mal drenaje, ácidos y pobres.

Las lágrimas de san Pedro, es una planta que puede crecer entre 1.5 y 2 m de alto, con múltiples tallos ligeramente rojizos en los nudos en donde las hojas se unen a ellos.

Las hojas son simples alternas y se presentan a todo lo largo de los tallos, ellas son de color verde por ambos lados, largas y delgadas, de unos 50 cm de largo y 3 cm de ancho, con la nervadura central blanca y el borde un poco cortante.

Las flores de esta especie, se presentan en las axilas de las hojas de más arriba y son sumamente curiosas. Ellas se presentan en una estructura de unos 8 cm de largo, que incluye el largo tallito y el utrículo que es comúnmente confundido con el fruto o la semilla, pero en realidad es una estructura que protege a las flores femeninas, que se encuentran dentro de él. Y de este sale un delgado tubo que lo une a una espiga colgante de flores masculinas que son imbrincadas y puede medir de 2 a 5 cm de largo.  Son de color verde claro y con forme envejecen se tornan de color café.

Lo que para el común de las personas son las semillas y para algunos un poco más preparados es el fruto, en realidad es una estructura llamada utrículo, y como se mencionó anteriormente, las flores femeninas se alojan dentro, y posteriormente se formarán los frutos verdaderos, llamados cariópsides que son frutos típicos de las gramíneas.

Estos falsos frutos de las lágrimas de san Pedro se presentan todo el año y pueden medir entre 0.5 a 1 cm de largo y por su forma de lágrima, es que se le llama a la especie lágrimas de san Pedro o de Job, entre otros nombres relacionados.

Ellos pasan de un color verde claro a blancos, grises, negros o azules, de textura lisa y brillantes, esta mezcla de colores se puede presentar al mismo tiempo en una sola planta, lo que la hace muy llamativa y es una de sus características más explotada como ornamental.

Las semillas verdaderas se encuentran dentro de este falso fruto y están fusionadas con el fruto, y ellas son uno de los medios más usados para reproducir a esta especie, germinando en un periodo de 15 a 30 días, y a los 5 meses aproximadamente las nuevas plantas empezarán a dar cosecha.

Otra forma de reproducción es por medio de división de cepas, aprovechando el hecho de en condiciones del trópico, la planta puede vivir mucho más tiempo, gracias a que no hay heladas y en el caso de utilizarla como ornamental se le puede ayudar a mantenerse más tiempo quitándole parte de las inflorescencias masculinas cuando aparecen.

Existen dos tipos principales de lágrimas de san Pedro, uno de falsos frutos duros, que sería el Coix lacryma-jobi var. lacryma-jobi y es el más empleado para la elaboración de artesanías, collares, rosarios, etc. por la resistencia de estos. La otra variedad es Coix lacryma-jobi var. ma-yuen que posee los falsos frutos suaves y son los que se emplean para consumo, ya sea comiéndoselos crudos, o cocinados como arroz, o en sopas, postres, refrescos, licores y cervezas. Se pueden moler para hacer un tipo de harina, que se mezcla con otro tipo de harinas para que pueda crecer, ya que esta no posee gluten. En Korea y en China, se fabrican distintos tipos de bebidas, entre ellas el okroju, la yulmu cha o yìmǐshuǐ y en Vietnam hacen una sopa azucarada que se come fría.

Entre otros usos que se le han dado a las lágrimas de san Pedro está el usar los falsos frutos como forraje para animales y peses, por ser ricos en calcio, grasas y proteínas.

Las hojas también se utilizan como forraje de rumiantes y para hacer techos en casas rústicas. La planta entera se emplea en arreglos de jardín con plantas más pequeñas y de hojas redondas, ya sea como elementos centrales, o para resaltar algunos rincones o esconderlos.  Así como en bordes de lagunas y fuentes de agua, aprovechando su resistencia a las condiciones de alta humedad.

En México se hacen collares y pulseras con estos falsos frutos y otros más llamativos, y se venden, con mayor interés en las festividades de la Virgen de Guadalupe, el 12 de diciembre para adornar las vestimentas tradicionales de las niñas.  Y en el país, algunos niños acostumbraban emplearlos para hacer guerras con los amigos durante el tiempo libre, como las vacaciones escolares, en donde no había mucho que hacer.

El uso de las lágrimas de san Pedro en la medicina popular es muy antiguo, especialmente en la medicina china e india, para el control del estreñimiento, dolores menstruales, artritis, rinitis, el reumatismo, problemas intestinales y pulmonares, para estimular la orina; para controlar la diabetes y el colesterol. En Tokio se elabora un agua refrescante para aplicarle al cuerpo cuando hay mucho calor y en la India preparan un té con las hojas para inducir la fertilidad en las mujeres estimulando la ovulación. También en estas regiones donde es una especie nativa se dice que a los bebés recién nacidos se les debe bañar con estas aguas para evitarles enfermedades.

La industria cosmética actualmente ha incorporado a las lágrimas de san Pedro en cremas faciales contra el acné, por sus propiedades suavizantes, calmantes, hidratantes, antiinflamatorias y refrescantes.

Otros nombres con que se le conoce a las lágrimas de san Pedro, son: acayocoyotl,  adavi guruginja, adlai,  adlay millet, adlay, agusa, amadrayan, arrocillo, bo bo, camándulas, capim-de-contas, capim-rosario, chuan gu, coix millet, coix seeds, collar de maíz, cuom gao, dami Ayub, kaurimani, duai, gadagad, gavedhukaa,  gavethu, gurgur, hiobsträne, indian beads, Job’s tears, julmu, juzudama, kattu kundumani, kesai, lacrima di Giobbe, lacrime di Gesù, lágrima de nossa señora, lágrimas de Job, lágrimas de Moisés, lamilles, larmes de Job, ruema, sankru, santa Juana,  santa María, shan yi mu, skuey, soguilla, suuk.paen, tear grass; trigo adlay, trigo tropical, yi mi, yi yi, yiyi ren y zacate de perla.

Etimológicamente, el género Coix proviene del griego “koix” un tipo de palma, y posiblemente había alguna semejanza con esta especie y lacryma – jobi o lágrima de Job por la forma de lágrima del falso fruto, que se ha relacionado con las lágrimas que derramó Job, mencionado en la Biblia.

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
Loading...
error: Este contenido esta protegido de escritura !!