Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Linaza o lino

La linaza - Linum usitatissimum -

Descripción de la especie

Linaza o lino

Nombre científico: Linum usitatissimum

Familia: Linaceae

La linaza o lino es una planta silvestre originaria, aparentemente de Europa y cercano oriente, ubicándola más en los alrededores de los ríos Nilo, Éufrates y Tigris, pero las dudas de su origen se basan, en que como las referencias a su uso por la humanidad son tan antiguas, es difícil definir un punto exacto.

A pesar de ser la misma planta, los nombres lino y linaza se aplican más a sus usos, es decir cuando se habla del lino se hace referencia a las fibras de sus tallos empleadas en la fabricación de textiles, mientras que, si se habla de la linaza, se refiere a las semillas.

El lino, se considera como el textil más antiguo de la humanidad, mencionado constantemente en la Biblia, inclusive el manto de Turín fue fabricado con este tipo de textil, los egipcios lo consideraban un artículo de tanto valor, que ilo empleaban para envolver las momias. En Turquía se le empleó 7 a 8 mil años a. C. y en Mesopotamia, los babilonios lo cultivaban 3 mil años a. C. con modernos sistemas de riego. Los griegos también lo usaron y Homero lo menciona en la Ilíada. En el siglo XV los pintores lo empezaron a usar como lienzos. Ya para el siglo XVIII el lino se posicionó como el segundo tejido más importante de toda Europa, detrás de la lana.

Las semillas de linaza también se empezaron a usar desde tiempos remotos, siendo usadas por los egipcios para obtener un preciado aceite para embalsamar a los muertos y los romanos las consumían para mejorar la salud, por disposición de Carlo Magno y quien además reglamentó su cultivo.

A la linaza le gustan los lugares abiertos con mucho sol y con suelos sueltos, ricos en materia orgánica, profundos y con buen drenaje, con textura arcillosa y ricos en materia orgánica y en sílice. En forma natural se le encuentra a orillas de caminos y taludes, en elevaciones medias a altas como una planta totalmente silvestre y cabe señalar que no le gustan las sequías.

Es una especie de crecimiento anual, por lo que después de la fructificación muere, dejando el espacio a las nuevas plantitas. Ella es una planta erecta, con pocas a nulas ramificaciones bajas, de tallos huecos y puede llegar a crecer 1 m de alto, aunque las variedades más oleaginosas rondan los 50 a 75 cm de alto.

Las hojas son simples alternas, de forma alargada de unos 2 a 4 cm de largo, las hojitas más pequeñas se encuentran cerca de las flores, son de color verde con un suave tono azulado por encima y más claras por detrás. Poseen borde entero, tres nervios desde la base, no poseen peciolo, son ligeramente pubescentes y se distribuyen a lo largo del tallo en formal de espiral.

Las flores de la linaza miden de 1 a 2 cm de diámetro y están formadas por 5 pétalos redondeados con textura de papel crepe y de un hermoso color azul con rayitas más oscuras y el centro de un ligero color verde claro, que resalta los estambres con anteras blancas o azules, los sépalos son delgados de color verde ligeramente pubescentes y forman una estrella. Ellas nacen en pequeños racimos y tienen un pedicelo delgado y curvado hacia arriba.

Los frutos son cápsulas esféricas de color café claro al madurar, muy similares a los frutos del culantro o cilantro (Coriandrum sativum), con 10 secciones o carpelos y en cada una de ellas una semilla de unos 5 mm de largo, de forma alargada, color café y textura lisa, las cuales al ser livianas se dispersan con el viento. Cuando estas semillas están maduras, se desprenden y quedan libres en la cavidad, lo que indica el momento en que se pueden recolectar, antes de que el fruto se abra, el cual lo hace separando cada una de las secciones.  La reproducción es por medio de semillas las cuales germinan fácilmente.

Actualmente en el mercado hay distintas variedades de linaza, las cuales pueden tener tamaños más bajos, flores de otros colores y semillas incluso doradas.

A pesar de que en sus orígenes la linaza se empleó únicamente para fabricar el lino u obtener aceite de sus semillas, sus amplias bondades reconocidas posteriormente le han permitido incorporarse en la industria panadera como harina o como aliño con la semilla entera, y como ingrediente de pinturas, barnices, cosméticos y productos para el cabello. Por sus bellas flores azules la hacen una ornamental ideal para jardines pequeños, maceteras y jardineras, en donde atraerá a las abejas y a las mariposas.  Las flores secas se pueden emplear en decoración.

Las propiedades y usos medicinales de la linaza son muchos, y han sido valorados ampliamente desde la antigüedad, entre ellas se menciona que posee propiedades antiácidas, anticancerígenas, antidiarreicas, antiinflamatorias, antioxidantes, antirreumáticas, antisépticas, cicatrizantes, hidratantes, laxantes y vulnerarias. Y se ha empleado para tratar acné, alergias, anemia, artritis, asma, calambres, pies cansados, control de colesterol y glucosa en sangre, control de presión, desinflamar golpes o contusiones, dolor de estómago, estreñimiento, flatulencias, gastritis, amigdalitis y dolores de garganta, dolores de muelas, dolores de espalda y ciática, dolores de oído, fiebres, granos y furúnculos, hemorroides, regulación hormonal y prevención de los síntomas de la menopausia, lupus, para ayudar a soldar huesos, parásitos,  picaduras de insecto, problemas de la vista y en especial con la resequedad del ojo, problemas hepáticos, reducción en el riesgo del desarrollo de las enfermedades cardiovasculares, problemas respiratorios, tratar quemaduras, urinarios, curar los ombligos de los bebés, combatir la caída del cabello, darle brillo, hidratarlo,  alisarlo u ondularlo.

Si se debe tener presente que su uso en exceso puede afectar el efecto de algunos medicamentos y no se recomienda su consumo en personas con problemas de tiroides, porque posee elementos que afectan aún más su funcionamiento.

En veterinaria también posee sus usos, ya sea en el tratamiento de diversas enfermedades, ayudar en los partos, curación de ombligos de los animales al nacer, curación de heridas, abscesos y granos.  En la isla Menorca en España se agrega en el alimento de las palomas para mejorar su plumaje y la calidad de sus huevos, y en otras regiones  españolas las usan en el alimento del ganado para aumentar su peso. Los pájaros buscan las fibras de los tallos para fabricar sus nidos y los tallos secos se utilizaron para construir un tipo de zaranda para limpiar los granos.

A nivel alimenticio la linaza es considerada como un alimento funcional, ya que no solo es la oleaginosa más rica en ácidos grasos omega 3 (ácido alfa-linolénico), sino que aporta vitamina B1 (tiamina), B5 (ácido pantoténico) y C, magnesio, calcio, potasio, fósforo, zinc, fitoestrógenos y fitoesteroles, lignanos, fibra (30%), proteínas similares a la soya (Glycine max), utilizándose no solo en harinas sino en la elaboración de barras energéticas, cereales, galletas y bebidas.

La cosecha de las semillas de linaza se hace cuando los tallos están verdes, pero tienen una ligera tonalidad amarilla y las semillas todavía no han madurado (no se escuchan sueltas dentro del fruto), siendo este el momento ideal para poder obtener la mayor cantidad de aceite. Si se desea obtener las fibras para fabricar lino se cosecha después de la floración.

Actualmente Canadá es el mayor productor de semillas de linaza, un producto que ha aumentado su consumo fuertemente en las últimas décadas, a diferencia del lino que cada vez se reduce más.

Como datos interesantes cabe mencionar que antes los agricultores europeos para saber si una semilla era de buena calidad, tomaban unas semillas y las sembraban en una maceta en febrero, que era la época más mala y si germinaban eran de buena calidad. O utilizaban gallinas para la limpieza de las semillas cuando las ponían a secar sobre manteados, ya que ellas no se las comen, pero si se comen otras semillas y pequeñas “basurillas” que están mezcladas con la linaza.

Los tejidos de lino eran muy apreciados por su alta capacidad para filtrar sustancias, como por su resistencia, por lo que se han usado para colar bebidas, vinos, dulces, lejías de cenizas, para hacer ropa de cama, manteles, maseras (paños para tapar la masa mientras crece o cuando ya estaba hecho el pan), sacos, alforjas, canastas, cuerdas, ropa,  aplicar cataplasmas, vendajes, arropar enfermos de fiebres, porque podía mantener el cuerpo con una temperatura adecuada evitando los cambios bruscos. Inclusive en un momento dado se usó como moneda y se intercambiaba por productos comprados en los mercados y muchos billetes se han fabricado con este tipo de textil.

La obtención de la fibra de lino es un trabajo largo y de mucho cuidado, ya que después de la recolección de los tallos, se deben dejar en agua por casi un mes, para que se fermenten y las fibras se vayan separando de la corteza, posteriormente se lavan muy bien y se ponen a secar directamente al sol, una vez secos los tallos se majan para terminar de separar las fibras y la basurilla que queda entre ellas.

Separadas las fibras se rastrillan con una especie de cepillo, separando los distintos tipos de fibras (largas, cortas, finas, gruesas), las que se van hilando con la rueca y el huso, para enmadejarlas y blanquearlas con agua hirviendo y ceniza de madera. Ya blancas se lavan muy bien y se ponen al sol para secarlas y terminar enrollándolas en ovillos. Si se desea obtener hilos de algún color se deben teñir después de blanquearlo.

El enrollado de las fibras ha sido un trabajo realizado mayormente por mujeres y al ser un proceso muy laborioso requería mucho tiempo, por lo que era la oportunidad ideal para hacerlo en medio de reuniones familiares y de amigos.

El lino y la linaza han sido productos que están muy arraigados a la cultura y la tradición de los pueblos, por lo que se han desarrollado creencias, mitos, canciones, dichos, refranes y demás manifestaciones en torno a ellos así, por ejemplo, se dice que el color azul de las flores y el lino están relacionados con el número 7, que en numerología significa la conciencia, el conocimiento, la comprensión y la inteligencia, y que el color azul da paz y tranquilidad igual que el mirar el cielo y el mar cuando están azules. Las flores y el lino desde la época victoriana se les han considerado símbolos del hogar.

En distintas regiones de España, al lino se le tiene mucho aprecio e inclusive en La Sierra Norte, se celebran las fiestas patronales, en donde el lino juega un papel primordial, ya sea como ataduras de platos de comidas o como parte de los atuendos de jóvenes seleccionados para tareas especiales. Las mujeres, el día antes dormían en un pajar y en la mañana se frotaban la cara con las flores del lino, como un tratamiento de belleza, que les diera una piel “más lisa”.

El día de San Juan a primera hora de la mañana, en otras regiones se salía a los campos de lino a recolectar el rocío de sus hojas, para usarlo luego en diversas situaciones e inclusive se le podía poner unas gotitas al pan con la idea de que así subía más.

Una tradición muy llamativa es la de los kutun o kutuna de nacimiento, que son bolsitas de lino donde se guarda un pedacito del cordón umbilical de los bebés y uno de carbón, como un amuleto para la buena suerte del nuevo bebé.

También los niños rurales disfrutaban sus días de juego con los frutos secos de esta especie, tirándolos con una especie de cerbatana llamada tiratacos o canutos, y las niñas los usaban ya abiertos para formar pulseras y collares, uniéndolos por el centro con un hilo.

Pero no solo en España el lino se ha visto rodeado de mitos y tradiciones, en algunos pueblos de Alemania se cree que, si el hilo no se ha terminado de hilar el sábado, lo que falte dará un hilo de baja calidad y no se podrá blanquear, o que, si el hilo se hilaba en dirección contraria a las manecillas del reloj, atraía el mal. Una superstición en algunos pueblos de Kentuchy decía que el lino se debe plantar únicamente un Viernes Santo para que sea de buena calidad y traiga suerte.

Otros nombres con los que se conoce a la linaza o lino son cerro, flaxseed, hierba de lino, liaza, linazi, linseed, linu, linuezo, llinós, llinosa, manzo y nilo.

El género Linum posee su origen en el término griego “limum” lino y usitatissimum viene del latín “utilísimo”.

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
Loading...
error: Este contenido esta protegido de escritura !!