Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Capulín de comer

Descripción de la especie

El capulín de comer

Nombre científico: Muntingia calabura

Familia botánica: Muntingiaceae

Se acabaron las excusas para no plantar árboles bajo el pretexto de que “sólo los nietos los van a poder disfrutar”. Desde México hasta Brasil y Bolivia, así como en las Antillas mayores desde el nivel del mar hasta más arriba de los 1200 m de elevación, especialmente en orillas de bosques y caminos, charrales, potreros o en sitios que han sido alterados directamente por el hombre o por incendios, crece el capulín o como también le llaman capulincillo, puam, árbol de cereza o Jamaican cherry. En Costa Rica es una especie muy abundante en la vertiente Pacífica, aunque también se le puede encontrar en el lado Caribe.

De porte bajo que no supera, en la mayoría de los casos, los 10 m de alto, pero no es raro encontrar algunos unos metros más altos. Su tronco es delgado y ronda los 20 cm de diámetro pudiéndose dividir desde muy abajo en varios troncos más delgados que formarán ramas verticales muy largas y de las cuales nacerán ramas secundarias largas, delgadas y muy flexibles que le dan una copa un poco extendida y caediza.

La corteza del tronco es delgada, de color grisácea y se puede desprender en largas tiras, que en árboles viejos se desprende casi totalmente dejando el tronco expuesto, pero al poco tiempo la recupera. Las ramitas son un poco pubescentes al final y en toda su superficie sobresalen muchas lenticelas de color claro.

Las hojas son simples y alternas con forma de lanza, base asimétrica, nervadura muy evidente por detrás y borde fuertemente aserrado son de color verde oscuro por encima y muy claras por detrás; cubiertas totalmente por una fina pubescencia que le da una delicada textura como seda, ello unido a que tienden a caer a ambos lados de las ramitas y que le dan la apariencia como que estuvieran hechas de fina y suave tela. Su peciolo igualmente se encuentra cubierto con esta pubescencia.

Las flores son solitarias de color blanco, muy evidentes durante casi todo el año y visibles perfectamente encima de las ramitas. Ellas miden unos 2 cm de diámetro y poseen 5 pétalos redondeados dispuestos en un mismo plano, exponiendo perfectamente los estambres y el gineceo, por lo que recuerdan un poco a las flores de las guayabas (Psidium guajava).

En la mayoría de los casos se encuentran solas, pero pueden encontrarse varias juntas en pequeños grupitos, las cuales atraen a muchas abejas, mariposas y pequeños insectos. Los frutos son pequeños y redondos, de cáscara delgada, lisa y brillante, de aproximadamente 1 cm de diámetro, y al madurar se tornan rojos y muy jugosos, con un sabor dulce muy agradable por lo que se pueden comer directamente o utilizarlos para hacer jaleas, postres o refrescos. Los mismos presentan largos peciolos y mantienen en la punta restos de las flores. Nutricionalmente poseen propiedades antioxidantes, fibra, vitamina C, calcio, fósforo, hierro, así como saponinas, flavonoides y taninos.

Las semillas son de color oscuro y sumamente pequeñas, por lo que por fruto se pueden encontrar hasta 1000 y si se desea emplearlas para reproducirla se pueden poner los frutos en agua y dejarlos un rato, frotando los frutos de vez en cuando entre ellos para liberar las semillas, las cuales luego se ponen a secar a la sombra para posteriormente ponerlas a germinar. Otra forma más sencilla es romper un poco los frutos bien maduros y colocarlos en un sustrato de tierra negra, carbón de granza o arena fina, en donde las semillas germinarán fácilmente a los pocos días. Es recomendable no almacenar las semillas porque pierden rápidamente su viabilidad.

Esta especie también se reproduce por medio de estacas e injertos. Su crecimiento es bastante rápido incluso árboles con apenas 1 año de edad ya tienen una amplia copa capaz de brindar una buena sombra y también producen una abundante cantidad de frutos que atraen a una enorme variedad de aves y mamíferos.

La madera es suave, de color crema amarillenta y presenta algunas vetas anchas y se ha utilizado en algunas construcciones rurales, como pulpa para papel, leña, carbón y en la fabricación de utensilios caseros, teniendo presente que no es resistente a insectos, termitas u hongos.

Por sus características de crecimiento en una amplitud de suelos es ideal para recuperar suelos malos, además de que es una excelente fuente de alimento y refugio para la fauna y su corteza es una buena materia prima como fibra sustituta de cordeles para amarrar alambres de cerca, postes, usos domésticos, hacer canastas, tendederos de ropa o cestería.

Por su tamaño, forma y textura del follaje, el capulín es una de las mejores opciones para ser utilizado como un excelente árbol ornamental de nueva generación para áreas urbanas principalmente. Sus usos medicinales se conocen desde hace muchísimos años, inclusive los nahuas lo utilizaban en los tratamientos de una serie de padecimientos y recientemente se han detectado en sus hojas propiedades antibacteriales.

Al ser una especie pionera es amante del sol, aunque resiste bien la sombra no así a los vientos y si no se maneja adecuadamente puede convertirse en una especie invasora. Como curiosidad cabe señalar que el género Muntingia fue dedicado al botánico holandés Abraham Munting y posee una especie.

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
paypalstripe
Loading...
error: Este contenido esta protegido de escritura !!